El paraíso del Jetsurf

Por segundo año consecutivo, el mundial de este deporte se llevará a cabo en Cancún; las actividades inician este sábado

El paraíso del Jetsurf
El paraíso del Jetsurf (Rubén Guerrero )

Cancún

Cancún se ha convertido en la casa del Jetsurf. Por segundo año consecutivo, las costas de Quintana Roo recibirán el mundial de la especialidad durante este fin de semana; sábado y domingo, más de 60 participantes competirán por el mejor tiempo en su tabla: "Es la competencia más grande que hemos organizado", dijo Mark Shtern, director del evento.

Este año, el mundial contará con tres categorías para conocer al campeón del 2016, estas, divididas en femenil y varonil. En el apartado de las damas, ocho participantes intentarán ganar su rubro; seis de ellas son mexicanas. En la cuestión de los hombres, la justa se dividirá en categorías A y B, gracias a los tiempos previos de calificación.

"Saldrán en grupos de ocho personas; la competencia consiste en superar boyas y también gracias a lograr el mejor tiempo posible. Parece sencillo, pero requiere de mucha fuerza física, de agilidad, que uno se mantenga concentrado de inicio a fin. Las curvas son lo más peligroso, pero en general es un deporte muy completo", relató Shtern.

Además de la técnica para sortear la fuerza del agua y a los rivales, los competidores necesitan conocer su tabla. Y es que las tablas son una fibra de carbono que pesa de 10 hasta 13 kilos y que puede alcanzar una velocidad máxima de 65 kilómetros: "Las tablas cuentan con un motor desarrollado por ingenieros de Fórmula Uno, entre ellos Martin Sula, que también competirá en el mundial".

"El interior de las tablas cuentan con un contenedor de gasolina; la diferencia es que no se contamina, no deja una sola gota de gasolina en el agua. Obviamente, los competidores utilizan casco, chaleco y distintas protecciones, porque las velocidades en el mar son una situación peligrosa. Este es un deporte muy completo".

Este sábado, la competencia iniciará a mediodía, para definir a los finalistas; el domingo, los mejores tiempos decidirán al monarca del mundial Jetsurf en su edición 2016. "Este año se espera mayor participación de aficionados. Hemos tenido una importante aceptación en Cancún", dijo Shtern.

PASIÓN POR LAS OLAS

A sus once años, Alek Koechli no gusta del futbol, y tampoco de los videojuegos; terminando la primaria, este chico se ha convertido en el competidor más joven del mundial del Jetsurf: "Quiero ser campeón del mundo en este deporte; tengo un año practicándolo y lo entreno varias veces por semana, en una academia de Valle de Bravo", comentó.

Sin embargo, Alek conoció este deporte cuando no lo buscó. Un día, su padre, del mismo nombre, llevó a casa su tabla y el flechazo fue inmediato: "Me pidió que lo llevara para practicarlo y se quedó; no le tiene miedo al agua, al contrario, le gusta muchísimo", relató el progenitor del pequeño.