Dos orejas para el moreliano Tato Loaiza

El cuarto y sexto fueron para el que a la postre fue el triunfador, Tato Loaiza de la Escuela Taurina de Morelia del Palacio del Arte

Tato Loaiza salió en hombros de La Monumental
Tato Loaiza salió en hombros de La Monumental (Twitter: @LaPlazaMexico )

Ciudad de México

Monumental Plaza de Toros México. 4ª Novillada sin picadores.

Despuntó el novillero moreliano Tato Loaiza quien se escapó de la enfermería para matar al que cerró plaza y llevarse el gato al agua. Se vio verde pero con mucha entrega. Bajó la entrada en una buena tarde sin viento. De los ocho españoles que trajo la empresa para las novilladas sin picadores, ninguno dejó huella. Los bajaron del avión, los pusieron frente a la cara de los novillos y no pudieron entender a sus enemigos. Las cuadrillas dieron pena ajena. Fueron una vergüenza.

Buen juego dieron los novillos de la ganadería neoleonesa de "El Vergel", criados por Don Octaviano García a excepción del que abrió plaza. 1° muy complicado e hirió a Nicolás Gutiérrez, lo lidió Ángel Téllez de la Escuela Taurina de Madrid 2° nunca entendido, también lidiado por Ángel Téllez. 3° También desperdiciado 4° No fue dominado. 5° Merecía mejor lidia. 6° Le plantó cara El Tato aunque merecía más.

Sin ni siquiera dar un capotazo, "Atrevido" de El Vergel prendió al novillero hidrocálido perteneciente a la Escuela Taurina de Espectáculos Taurinos, Héctor Gutiérrez, recibió dos cornadas en la espalda, una pequeña y otra más profunda por arriba del hígado que aparentemente no tocó órganos vitales. Fue trasladado a la enfermería y posteriormente al Hospital Dalinde para ser operado. Estaremos pendiente de su evolución.

El primero y segundo novillos fueron para el madrileño Ángel Téllez que no tuvo la oportunidad de mostrar más que su destreza con el estoque. De capa y muleta se vio parco y sin profundidad. Lo mismo le ocurrió con el quinto por ser elegido entre los tres novilleros que quedaron en el ruedo. Su actuación resultó inédita.

El tercero fue para Antonio Medina de la Escuela Taurina de Badajoz quien no mostró recurso alguno y dejó pasar la oportunidad. Su novillo en turno era para enfrentarlo y retarlo pero no supo cómo hacerlo. Se retiró en silencio.

El cuarto y sexto fueron para el que a la postre fue el triunfador, Tato Loaiza de la Escuela Taurina de Morelia del Palacio del Arte. Mostró mucho verdor pero una entrega total con el cuarto de la tarde. Y en el sexto cortó una oreja mas a pesar de esta herido.

El experimento de dar cuatro novilladas sin picadores funcionó para los nacionales. Triunfaron los hidrocálidos Miguel Aguilar e Isaac Fonseca y el moreliano Tato Loaiza. Los dos de Aguascalientes podrían debutar con picadores en esta plaza por el buen sabor que dejaron. El Tato requiere más rodaje. La semana que entra regresarán los picadores con novillos de más hechuras, al menos eso anuncia la nueva empresa.

Se ve que le han invertido en mejores butacas para las barreras, nueva arena marrón en el ruedo y sin publicidad. Ya comienza a parecer una plaza de primera, la cual esperemos que enderece el barco. Esperamos tiempos mejores.