Los olímpicos, el objetivo de Carlos Navarro

Pese a tener poco tiempo en la selección mayor el taekwondoín tiene la firme intención  de ir a Río de Janeiro 2016, en la categoria de -58 kilos; ya dio el primer paso, al apoderarse de la titularidad 

Carlos Navarro
Carlos Navarro (Conade )

CIUDAD DE MÉXICO

El pasado fin de semana, durante la evaluación interna para los Juegos Panamericanos de Toronto 2015, una promesa del taekwondo mexicano se convirtió en realidad, al quedarse con la titularidad de la categoría de menos de 58 kilos.

Se trata de Carlos Navarro, quien hizo a un lado a Damián Villa y César Rodríguez, atletas que cuentan con amplia experiencia. Navarro, de 18 años de edad, llegó al equipo mayor el año pasado, pero como seleccionado B, por lo tanto considera que quedarse con la titularidad en la categoría fue un gran paso en su aspiración de llegar a los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro en 2016.

El taekwondoín no quiere tomar este ciclo como parte de su experiencia, sino que ya teniendo el liderato del peso desea tener consistencia para llegar hasta la justa olímpica, situación que se ve un poco complicada, ya que Villa y Rodríguez tienen por ahora una buena ventaja en la clasificación mundial y olímpica.

En 2010, Navarro ganó en el Mundial Juvenil en Tijuana en la categoría de menos de 45 kilos y dos años después decidió subir de peso a los 55 y comenzó a ganar varios abiertos dentro de la categoría junior; para 2013, logró quedarse con el título en el Campeonato Panamericano juvenil.

¿Sientes que diste la sorpresa al quedarte con la titularidad?

No fue una sorpresa, ya que he estado entrenando muy fuerte para lograrlo, pero ahora la evaluación ya quedó atrás y estoy preparándome para lo que viene, hay que seguir con la misma estrategia que me funcionó en la evaluación y continuar hacia adelante. Es el primer gran paso ya como titular, la verdad que estoy muy contento con esto, desde chico he querido estar en la selección. A los 13 años entré a la juvenil y a los 18 a la de adultos, por lo que es algo muy especial para mí.

¿Eres consciente de que debes mantener el paso, ya que hay mucho talento en el taekwondo mexicano?

No hay que aflojar el paso, sino al contrario, seguir apretando, siento que queda muchísimo más que aprender y mejorar, porque esto apenas es el comienzo. No quiero tomar este ciclo como aprendizajeo para ver qué pasa, quiero ir a unos Olímpicos y voy por el oro. Estoy que me funcionó en la evaluación y continuar hacia adelante. Es el primer gran paso ya como titular, la verdad que estoy muy contento con esto, desde chico he querido estar en la selección. A los 13 años entré a la juvenil y a los 18 a la de adultos, por lo que es algo muy especial para mí. Estoy muy motivado, quiero seguir adelante, no quiero en ningún evento quedar en segundo lugar, solo en primero, pero sé que la categoría está muy reñida.

¿Sientes que tu desventaja está en el ranking, ya que tienes poco tiempo en la selección mayor?

En el ranking de este mes salí en el lugar 11 mundial y en el 15 olímpico. Damiány César ya llevan compitiendo en esta categoría más tiempo y por eso tienen ventaja, pero con los eventos que tenemos en este año espero subir lugares y mi meta es estar dentro de los primeros cinco. Me tengo confianza para dar buenos resultados en la mayor, ya que como juvenil tuve una buena preparación y mentalidad y gracias a ello gané en junior el Campeonato Mundial, Campeonato Panamericano y varios Abiertos. El año pasado como adulto tuve la oportunidad de ganar varios abiertos y por eso he ido ya sumando en el ranking.

¿Qué tanto tiempo en tu vida le has dedicado al taekwondo?

Empecé a los cinco años y me nació practicarlo porque era un niño hiperactivo y mis papás decían que me meterían a un deporte, escogí el taekwondo y gané eventos grandes. El sacriicio en mi vida personal es muy grande, pero los Olímpicos son un sueño que quiero conseguir. Nací en Ciudad Juárez y estuve ahí durante nueve años, después me fui a Estados Unidos con mi familia, a los 13 llegué ala selección juvenil y tuve que regresar a México; mi familia sigue en Dallas, Texas, y de vez en cuando tengo la oportunidadde irlos a visitar.