Inicia el llamado Super Bowl de la natación

Se llevaron a cabo las primeras eliminatorias del equipo de Estados Unidos de natación

Ryan Lochte
Ryan Lochte (AFP)

Enviadas, Omaha, EU

Ryan Lochte ha sufrido el primer gran descalabro en este selectivo de natación hacia los Juegos Olímpicos de Río 2016, al quedar fuera en la prueba de 400 metros combinado individual.

Chase Karlisz rescató el primer lugar de esta prueba al cronometrar un tiempo de 4:09.54. El ganador es compañero de equipo de Michael Phelps lo que seguramente le ha generado algo más a Lochte, quien fue tercero con 4:12:02. El segundo lugar fue para Jay Litherland con 4:11.02.

Y precisamente Phelps estuvo atento de lo que sucedía en la alberca del Century Link Center, en una prueba de la que decidió no participar por lo desgastante que resulta y porque conocía a la perfección la capacidad de su compañero Karlisz, quien no falló en el pronóstico.

En los 400 metros libre varonil Connor Jaeger y Connor Dwyer también clasificaron a Río 2016 con tiempos de 3:43.79 y 3:44.66 respectivamente.

El nivel de organización que desde siempre ha mostrado la natación de Estados Unidos se ha vuelto a reflejar en este selectivo para Río 2016, en Omaha, una ciudad que se ha distinguido como una de las grandes sedes para este deporte.

Aquí, la tecnología y la buena logística se juntan para que los asistentes a este evento no pierdan detalle de las competencias con sus ídolos. Se cuida el mínimo detalle para que todo salga perfecto con todo y que la piscina del Century Link Center no es fija, es decir, fue montada desde hace unos días para este clasificatorio.

Además, se trata de una experiencia total en la que los aficionados puedan disfrutar de su día, no solamente con la acción en la alberca, sino además, tiene zonas de comida, de compra de souvenirs y otras en las que se realizan actividades que acercan más a los jóvenes con este deporte y sus representantes, de la misma forma en que existe uno cuando se realiza el Super Bowl de la NFL.

El costo de montaje de esta alberca fue de 1.5 millones de dólares  en un centro de espectáculos que alberga por tercera vez en la historia este selectivo, "esta es una ciudad de deporte, los aficionados son fantásticos y los ves caminando emocionados de estar aquí", comentó Michael Phelps, quien regresa a esta competencia. “Omaha parece que nos queda bien a los nadadores, nos gusta estar aquí, también a nuestras familias, a nuestros amigos.  Es un gran lugar".

Las competencias seguirán a lo largo de esta semana en la que además de Phelps, desfilarán estrellas de la natación como Ryan Lochte, Katie Ledecky, Danna Wolmer y Missy Franklin.