Dos montañistas mexicanas escalarán el monte Aconcagua

Mariana Torres y Myriam Ojeda intentarán llegar a la cima del pico más alto de todo América; su travesía comienza en los próximos días

Monte Aconcagua
Monte Aconcagua (AP )

Ciudad de México

Las montañistas mexicanas Mariana Torres y Myriam Ojeda escalarán en los próximos días el monte Aconcagua, en la cordillera de Los Andes, el más alto de América con seis mil 962 metros sobre el nivel del mar.

Las dos deportistas, quienes encabezan el proyecto "Aconcagua 360 2016-17", iniciarán su aventura en los próximos días desde la ciudad argentina de Mendoza, donde se encuentra el acceso al parque nacional donde está el conocido cerro.

Reconocieron que suben montañas "con un sentido de superación física y personal, un estilo de vida que nos ha llevado a cambiar nuestros malos hábitos y costumbres y nos ha ayudado a crecer como seres humanos".

"A través de este proyecto queremos impulsar a la juventud y, a la sociedad en general, a cambiar su estilo de vida, a buscar nuevamente aquello que los impulsa y los determina", comentaron en su página en Internet.

"El Aconcagua es una montaña donde todo se trata de resistencia y de lidiar con la altura (que en esa latitud se siente mucho mayor). La ruta planeada para la expedición, 'Glaciar de Polacos', se encuentra con grandes secciones de hielo negro muy duro y difícil de transitar con fuertes inclinaciones; grandes grietas nuevas por el deshielo y peligrosas zonas de caída de piedras", precisaron.

Explicaron que "esta ruta tiene una variante, la ruta 'Padre Fernando de la Mora', en memoria del misionero mexicano. La expedición mexicana Grupo Fernando de la Mora y el Club Dios y Montaña de México planearon la apertura de dicha ruta en diciembre 1978/enero 1979".

"En esta expedición planeamos lograr la cumbre por dicha ruta y realizarla en memoria de aquellos que por diversas razones no lograron inaugurarla y no lograron encumbrar", añadieron.

Puntualizaron que "al subir por la ruta en cuestión, podremos encumbrar la montaña y realizar el descenso por la ruta normal, de manera que estaríamos haciendo el trekking conocido como 'Aconcagua 360', el cual nos permitirá conocer y explorar la montaña en todas sus caras".

El primer ascenso mexicano al Aconcagua fue en 1948, aunque este proyecto toma como ejemplo a los alpinistas y médicos trabajadores del IMSS Luis Enrique Torres de Ita y Juan Ángel Mendoza, quienes gracias al apoyo del estado de Morelos fueron la primera expedición morelense en llegar a la cumbre del Aconcagua el 5 de enero de 2000.