México se queda fuera del Mundial de Polo

El equipo nacional perdió con su similar de Estados Unidos 7-9 y no asistirá al campeonato que se llevará acabo en Sydney, Australia.

Abanderamiento de la Selección de Polo
Abanderamiento de la Selección de Polo (Conade)

Wellington

La selección mexicana de polo perdió por 7-9 ante su similar de Estados Unidos, en las eliminatorias clasificatorias de la Zona "A" para el XI Campeonato Mundial, programado en Sídney, Australia.

En el juego definitivo rumbo al Mundial, los estadunidenses obtuvieron su boleto para el Campeonato al vencer en el decisivo partido al conjunto mexicano.

México y Estados Unidos son dos sólidos equipos entraron en el campo en busca de avanzar al XI Campeonato Mundial de Polo organizado por la FIP en Sydney, Australia. Establecido en 1987, el Campeonato Mundial de Polo tiene lugar una vez cada tres años en un país diferente en todo el mundo.

En las rondas preliminares del torneo, ambos equipos resultaron victoriosos sobre Guatemala; México por un margen estrecho 10-9.5, y Estados Unidos ganando con un decisivo 10-6.5.

México estuvo representado por Mariano Gracida (cuatro goles), Diego Velarde (tres goles), Juan José del Alba (cuatro goles) y Alejandro González (tres goles). Felipe Viana (cinco goles), Gerónimo Obregón (cuatro goles), Herndon Radcliff (dos goles) y Remy Du Celliee Muller (tres goles).

Los estadunidenses tuvieron una ofensiva agresiva en el lugar. Capturó el plomo de salida de la primera alineación con tres goles de campo. Bajo la dirección del entrenador Joel Baker, Estados Unidos mostró un polo clásico de estilo abierto, capitalizando pases de precisión de una sola pasada.

La escuadra de "las barras y las estrellas" terminó con ventaja 3-1 en la primera mitad. Un gol del mexicano Velarde redujo el déficit en el tercero, pero los locales respondieron con dos goles.

Además hubo una penalización 2 de conversión de Viana y un gol de campo de Obregón para ampliar su ventaja de 5-2.

México se recuperaría en el tercero, cerró la defensa de su rival y anotó cuatro goles sin respuesta, para tomar la delantera por primera vez 6-5 a la mitad.

González sumó otro gol para México a principios de la cuarta para una ventaja de dos goles 7-5.

Un inquebrantable equipo de Estados Unidos no perdió la confianza, ya que Viana convirtió un gol abierto de penalización 3, seguido por un gol de igualación de Radcliff y al final la victoria de Estados Unidos 9-7 y su pase al Mundial de Polo en Sydney.

"Fue un honor jugar para México y tener el privilegio de ser capitán de mi equipo. Estoy orgulloso de mi equipo que teníamos el juego en control, pero perdimos impulso en el último chukker", comentó Mariano Gracida.