Viajan clavadistas mexicanos con inconformidad a Río

Algunos atletas nacionales cuestionaron el que hay entrenadores que quieren acomodar a sus deportistas en las contiendas 

Viajaron con inconformidad
Viajaron con inconformidad (Carlos Cruz)

Ciudad de México

Los clavadistas mexicanos viajaron a Río de Janeiro en busca de más plazas olímpicas, las cuales se repartirán dentro de la Copa del Mundo; sin embargo, varios de ellos se fueron con la inconformidad de que hay entrenadores que buscan meter a sus deportistas a las competencias, a pesar de no tener el nivel y ello impide que la Federación Mexicana de Natación (FMN) no mantenga un buen proceso selectivo.

"La Federación hacen bien las cosas, más bien son los entrenadores que no aceptan la realidad y que somos mejores que sus atletas y están buscando pretextos para que intenten meterlos a las competencias, nosotros tenemos que seguir entrenando para que, pase lo que pase, poder demostrar que somos los mejores para representar a México. Yo no tengo ningún rencor hacia un entrenador o atleta, pero sí me saca de onda un poco, debido a que es demasiada presión la que nos ponen saber que das lo mejor y el día de mañana a lo mejor no vas a ir, y eso es un poco triste", declaró Iván García.

A Germán Sánchez le hubiera gustado demostrar en la Copa del Mundo que es el indicado para quedarse con la plaza que tiene México en la plataforma de 10 metros individual; sin embargo, tras no haber una claridad en el proceso prefiere ir solo a foguearse y guardar su nivel para los selectivos que hará la FMN después del evento.

"De antemano pedimos claridad, no estamos pidiendo ser yo forzosamente sino que, si van a decir que en tal competencia tienes que hacer tantos puntos, pero que sepamos a lo que vamos a una competencia. Yo no voy a buscar ningún pase en esta competencia ya que habrá otros chequeos para ver quién se queda con la plaza individual", dijo Sánchez.

Los clavadistas en la Copa del Mundo saldrán a competir con la bandera de la Federación Internacional de Natación tras la suspensión de este organismo hacia la FMN por la multa de cinco millones de dólares.

"Pase lo que pase todo mundo sabe que somos mexicanos y la bandera la traemos en el corazón, pero creo que esto se debe de resolver, así que no creo que haya ninguna situación tan grave y llegarán a una conciliación en donde las dos partes accedan y compitamos por México, que es lo que más quiero, y es un orgullo para mí", dijo Rommel Pacheco.