Vans Royal Side Stripe, con lo mejor del skateboarding

El gimnasio Juan de la Barrera albergará este sábado el Vans Royal Side Stripe, en el que participarán 50 patinadores mexicanos, incluido Max Barrera; con jueces como Johnny Layton. 

Ciudad de México

La final de una nueva edición del torneo de skateboarding Vans Royal Side Stripe se llevará a cabo este sábado en el gimnasio Juan de la Barrera, en la Ciudad de México.

Treinta de los mejores patinadores nacionales, que superaron las distintas eliminatorias, estarán acompañados de 20 veteranos, para definir al ganador entre los 50 concursantes, quien se llevará un premio de 100 mil pesos.

Uno de los competidores será el experimentado Max Barrera, quien aparece entre los favoritos para conseguir el triunfo.

"Me siento tranquilo, hace cuatro años que no competía en México, llevo 11 viviendo en Los Ángeles, California, y se siente bien volver, porque voy a patinar con las nuevas generaciones, y también siempre es bueno patinar con los amigos junto a los que llevas 10 años".

Después de superar las eliminatorias estatales y una más a puerta cerrada el viernes, los patinadores deberán convencer a los integrantes del jurado del evento, incluido la leyenda del skateboarding, Johnny Layton, quien de forma reciente brincó por la doble pared de la Freedom Plaza en Washington, DC, para extender su legado.

"Es bueno estar de regreso, no había estado aquí en 10 años, así que es bueno estar de vuelta en la Ciudad de México, ver la evolución del skateboarding, y cuántos niños lo están haciendo; solo el hecho que haya un concurso masivo, con miles de personas participando, demuestra el nivel del deporte en este país", señaló en entrevista con La Afición.

Sin embargo, el veterano patinador explicó que no será un juez estricto, porque se trata que los jóvenes la pasen bien: "Solo quiero que los niños se diviertan al patinar en un nivel alto en México, competir unos con otros por las razones correctas, no solo por el dinero, sino por la pasión y por la diversión".

En el aspecto de diversión del evento también hizo énfasis Max, quien a pesar que buscará el trofeo, reconoció que se trata que el público que asista al Juan de la Barrera disfrute tanto como los participantes.

"Va a haber una competencia sana, los mejores patinadores de México, pero lo vemos más como una sesión juntos, no se trata de quién es el mejor; en el extranjero son más fríos, pero aquí somos más cálidos y felices".

El deporte extremo está viviendo una época de bonanza, con nuevos talentos y trucos cada vez más complicados, y Layton explicó que un factor determinante ha sido la aparición de las nuevas tecnologías.

"Está cambiando desde que aparecieron Instagram, YouTube, y las redes sociales, han expuesto el skateboarding en el mundo, y ahora que es un deporte olímpico crecerá aun más y de forma veloz, aunque no sé si estoy de acuerdo con que se una al programa, pero que el deporte se desarrolle es bueno", explicó el norteamericano.

IMPULSO OLÍMPICO

El año anterior, la Asamblea del Comité Olímpico Internacional aprobó la llegada de cinco nuevas disciplinas, el beisbol/softbol, surf, escalada, karate y skateboarding a los Juegos, pero para la leyenda norteamericana estar en Tokio 2020 podría tener problemas para el deporte.

"Al entrar a los Olímpicos atraerá patrocinadores y a diferentes personas para ser entrenadores de los niños, pero solo porque quieren que ellos sean atletas olímpicos, y no debería ocurrir eso, sino querer que tu hijo lo practique porque le gusta, nunca he sido fan de los coaches de skate, de ir al parque ocho horas al día y tratar de practicar los trucos; se trata más del corazón, de lo que amas, y ser creativo al presentarte".

Lo que descartó Big Boy fue estar dentro de tres años en Japón en la lucha por las medallas: "No creo que pueda patinar a ese nivel, nunca fui un skateboarder de competencias, me enfoqué más en grabar videos en el parque, salir en revistas, hacer demos, y estar con los jóvenes, ser una influencia positiva para las generaciones que venían después y trataban de aprender".

Por lo pronto, la primera oportunidad para que los mexicanos demuestren su talento ocurre esta noche en el Juan de la Barrera, y Max Barrera está preparado.

"Trato de siempre improvisar, fluir, veo el parque, me tiro, y como vaya sintiendo los trucos lo intento, pero no me gusta ponerme en la misma línea todo el tiempo, voy a tratar de dar lo mejor de mí".