La pelota purépecha, el deporte que se niega a morir

Cipactli es un equipo que mantiene viva la tradición al practicar este deporte que se mantiene vigente en 4 delegaciones de la Ciudad de México

Ciudad de México

Ubicado al oriente de la Ciudad de México se encuentra el Parque Cuitláhuac, en la delegación Iztapalapa, refugio de aquellos que gustan salir a correr, rodar en bicicleta o simplemente pasar un buen rato en familia, pero que cada sábado se convierte en el campo de entrenamiento del equipo de pelota purépecha Cipactli, quien bajo las órdenes del profesor Salvador Mercado, y auxiliado por el profesor Eduardo Peralta Ramírez, entrenan arduamente para competir en el Campeonato Anual Nacional convocado por la Federación Mexicana de Juegos y Deportes Autóctonos y Tradicionales.

"El equipo surge como una parte de la práctica que se tenía en escuelas como un proyecto alterno a la clase de educación física de juegos y deportes autóctonos y tradicionales de México, de ahí se desprende la pelota purépecha como un deporte, esta práctica se realizaba en la primaria donde yo trabaja. Como existe un Campeonato Nacional Anual, se les va entrenando para poder llevarlos y que tengan una experiencia en otros estados", comentó el coach Mercado en una charla con La Afición.

Salvador Mercado lleva 17 años practicando la pelota purépecha y 15 al frente del equipo Cipactli, uno de los seis equipos que existen en la delegación Iztapalapa y que el próximo 21 de mayo viajará a Michoacán para competir contra otros estados de la República en el torneo regional.

El entrenador es estricto pero querido y respetado por sus más de 30 discípulos, quienes en su mayoría llevan ya varios años bajo sus órdenes producto de la pasión que les genera defender los colores de su equipo, y que año con año siguen sumando efectivos desde las escuelas primarias que practican este deporte.

"El equipo lleva 15 años como un club organizado en la práctica de la pelota purépecha, donde han pasado muchas generaciones de jugadores, desde niños que inician en primeria, continúan en secundaria y aquellos que han terminado ya una carrera pero que siguen practicándolo, esto habla de que es un deporte poco conocido, pero que llega a las personas, se apropian de él y siguen practicándolo, no solo es la práctica de un deporte sino una forma de vida donde existe disciplina, existen reglas y cierto tipo de valores que ellos van a continuar", compartió.

Recalcar que entre los integrantes del equipo no se prohíbe la afición o práctica de otros deportes, y cuyo único requisito entre las primeras generaciones es el cursar la educación primaria, de hecho, los propios jugadores se sinceran y admiten que "la pelota purépecha es su pasión y no la cambian por nada".

¿QUÉ ES LA PELOTA PURÉPECHA?

El origen de la pelota purépecha es ancestral, con orígenes en las cuatro regiones purépechas de Michoacán, pero que con los años ha sido adoptado por otras entidades y que hoy en día es practicado por miles de niños, jóvenes y adultos.

Según el libro de Juegos y Deportes Autóctonos y Tradicionales de México, hay tres modalidades para practicarla.

Variante uno: Con una pelota de trapo y un bastón de madera.

Variante dos: Con una pelota de madera y bastón de madera.

Variante tres: Con una pelota de piedra y bastón de madera con forma de remo o pala.

En algunas ocasiones la pelota es bañada en gasolina y se le prende fuego para una exhibición más vistosa.

En Cipactli se practica la primera modalidad, en donde los equipos van desde la rama varonil y femenil en categorías infantil, juvenil y mayor, éstos son conformados por cinco integrantes, donde un jugador de cada escuadra golpea tres veces su bastón con el del rival antes de comenzar el duelo, cuya duración será previamente determinada por los capitanes.

El objetivo es golpear la pelota con los bastones a lo largo de una cancha de pasto, cemento o tierra hasta introducirla en la línea de meta rival, siempre y cuando respetando las reglas predispuestas por los jueces.

La pelota purépecha es el primer deporte autóctono que se incluye en la organización de la Olimpiada Nacional, cuando en 2004 y 2005 se llevó como deporte de exhibición, donde fueron cerca de 32 equipos de 15 estados de la República, siendo este uno de los logros más trascendentes que ha tenido este deporte milenario y cien por ciento mexicano.