Corren con el corazón

Corredores como Enrique y Verónica, no son detenidos por distintas condiciones físicas, por lo que cada año asisten sin falta al mejor evento deportivo de La Laguna. 

Torreón, Coahuila

La preparación para un corredor que va a participar en el maratón es exigente, disciplina, esfuerzo y sobre todo corazón, más si tus condiciones físicas no son las de la mayoría quienes buscan llegar a su meta. 

TE RECOMENDAMOS: Maratón Lala 2017, una fiesta celebrada en la Comarca 

Para Enrique Ramírez Pérez, quien es "invidente", ya con 50 años de edad pero con una gran experiencia, volvió a participar en otra edición del Maratón Lala, en donde volvió a demostrar a propios y extraños que no hay límites para hacer lo que desean.

"Como en cada edición se batalla bastante en poder conseguir guías, pocos aguantan el ritmo y tiempo en el que andamos corriendo, pero eso no me detiene y si un día no tengo piernas para correr pues en silla de ruedas haber como le hacemos".

LA ENERGÍA DE LA GENTE

Es en el último tramo, faltando 3 kilómetros, en dond los corredores ya exhaustos suelen recibir esa recarga de energía cuando la afición lagunera los cobija, "es hermoso sentir el apoyo de la gente, cuando vemos que ya estamos cerca de la meta escuchar las porras, esa banda que suena con música que nos motiva a terminar con todo eso vale la pena de todo el esfuerzo",  Verónica, corredora en silla de ruedas.