Luis Álvarez apunta sólo para adelante

Tras el bajón que tuvo en su trayectoria deportiva, que le impidió estar en Río 2016, el arquero no va a detener a su carrera. Para seguir, se olvidará de lo que sucedió meses atrás

Luis Álvarez, arquero mexicano
Luis Álvarez, arquero mexicano (Mexsport)

Ciudad de México

Después de tener un inicio de ciclo olímpico con resultados destacados, Luis Álvarez se convirtió en un gran candidato para ser uno de los arqueros que pudieran asistir a los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro 2016, sin embargo, a partir de agosto del 2015, el atleta también conocido como el 'Abuelo' tuvo un declive en su carrera deportiva que lo marginó de estar en esa justa

En el ciclo anterior, Álvarez comenzó con el pie derecho luego de ganar el oro en los Juegos Centroamericanos y del Caribe en Veracruz 2014, dos oros en los Juegos Panamericanos de Toronto 2015 (individual y equipo), además el de Mexicali ya contaba con otros resultados trascendentales como las medallas en las Copas del Mundo.

¿Qué eventos tienes en puerta?

La semana que viene asistiré a Francia, a la Copa del Mundo de Nimes, y después en febrero al festival de tiro con arco en Las Vegas, y de ahí vendrán más competencias, por lo que estoy preparado para enfrentar cada una de ellas. También hay campeonato del mundo, por lo tanto seguiré en mis entrenamientos y competencias, a buscar lo mejor que se pueda en cada evento. Yo por el momento no quiero hablar de objetivos a largo plazo, y para que cometer el pastel antes de la fiesta, por ello seguiré esforzándome y aprendiendo en cada torneo.

No obstante, a partir del Mundial en Copenhague, Dinamarca, vino la mala racha para el arquero donde no clasificó a la ronda preliminar y ahí dejó perder la primera oportunidad de ir a Río. Después en el 2016 existía otra esperanza de buscar el pase por equipos en la Copa del Mundo de Turquía, sin embargo, Álvarez se quedó como suplente, por lo que no asistió para luchar por ese pase ya que otros deportistas nacionales mostraron mejor rendimiento.

Así, Álvarez ha dejado atrás ese momento amargo en su carrera deportiva y ahora se enfoca en este nuevo ciclo olímpico que culminará en Tokio 2020.

¿Qué pasó con Luis Álvarez después de perderse en ese camino olímpico?

Sigo siendo el mismo y sigo entrenando igual que toda la vida, no ha cambiado nada, no hay algo nuevo, ni nada extraordinario. El ciclo anterior me dejó mucho aprendizaje y es lo único que se puede recuperar de cualquier experiencia y hay que seguir adelante. Ahora se debe aplicar el nuevo conocimiento y debo seguirme esforzando en cada uno de los eventos sin importar si se gana o pierda. Mi rendimiento fue bueno, obviamente no puedes ganar toda la vida y el deporte tiene sus altibajos. Simplemente no hubo la oportunidad, pero de todo lo demás se sigue aprendiendo y creciendo.

¿Te desanimaste después de quedarte como suplente para ir en busca del pase a los Olímpicos?

Yo sigo entrenando y lo hago más que nada ya por costumbre, y siempre hago lo mejor que puedo hacer en cualquier competencia y lo que realice siempre será lo mejor, así que el resultado que tengas en un evento es el mejor que pudiste lograr en ese día. Claro que te da un bajón, pero al final de cuentas continué en algo que me gusta hacer, nadie me está obligando y no me voy a condenar por un resultado que no se dio. Muchas veces pensamos que tu carrera deportiva acaba, pero en mi caso, a final de cuentas el tiro con arco me ha hecho quien soy y tengo que devolver esto al deporte. No tengo porqué cambiar y ser tan pesimista, o pensar en el hecho de retirarme, para nada, y seguiré aquí porque me gusta tirar flechas y soy bueno en ello.

Entonces, ¿estás decidido a continuar con otro sueño olímpico?

Falta mucho tiempo y todo puede pasar, las palabras están de más, si llega ese momento que bien y si no, pues ni modo, hay que seguir adelante con mi vida deportiva, académica y personal, yo creo que realizarse como deportista es lo mejor que le puede pasar a una persona. Una competencia siempre es diferente a otra, unos Juegos Centroamericanos o unos Juegos Panamericanos no son lo mismo y cada momento es único, al final de cuentas dices ‘es mi arco, son mis flechas’, por lo tanto, hay un abismo entre el 2015 y 2016, y de lo que será ahorita. Las cosas cambian muy rápido, entonces tienes que estar a la expectativa para poder identificar esos cambios y adaptarte a lo que venga, al presente, para qué estar volteando a lo que pasó y para lo cual ya no se puede hacer nada.