Como La Laguna ninguna

El equipo local, que en las grandes competencias del año se había quedado a un paso del gran triunfo, en casa vino a dar cerrojazo con una extraordinaria demostración.

Charros de La Laguna celebró a su patriarca, Don Salvador Álvarez Díaz.
Charros de La Laguna celebró a su patriarca, Don Salvador Álvarez Díaz. (Aldo Cháirez)

Gómez Palacio, Durango

El trofeo se quedó en casa y también la fiesta, porque el equipo Charros de La Laguna celebró a su patriarca, Don Salvador Álvarez Díaz, con un triunfo en el torneo organizado para festejar el 91 aniversario del emblemático personaje de la charrería.

Fue un domingo de finales, donde se vivió un ambiente extraordinario que cautivó una vez más a la élite de la charrería en el Lienzo de La Laguna (Kilómetro 11.40).

Salvador Álvarez Cruz, organizador del torneo, fue felicitado por los dueños de equipos por el nivel competitivo del torneo, el buen ganado y el extraordinario ambiente, con un lienzo totalmente lleno.

Todos hicieron su máximo esfuerzo, pero el equipo de La Laguna, que en las grandes competencias del año se había quedado a un paso del gran triunfo, en casa vino a dar cerrojazo con una extraordinaria demostración en las dos charreadas en las que intervino, la primera de 407 puntos y la segunda de 393.

Al mediodía entró en acción el conjunto anfitrión que comanda Salvador 'Colino' Álvarez. Miguel Cavazos abrió con una cala de caballo de 38 puntos, mientras que Efrén Márquez acertó dos piales que le dieron 42, y los coleadores Ramón Páez, Héctor Arreola y Lauro Mijares consumaron 99.

Héctor Escobedo montó al toro, el reparo le dejó 19, y en la terna en el ruedo, Miguel Zamora López dio 29 en el lazo de cabeza, Alejandro Aragón aportó 22 en el pial, con el apoyo de Héctor Arreola.

Alejandro Aragón se encargó del jinete de yegua, los jueces le dieron 13 unidades, así que llegó el turno del 'Toto' Arreola, quien en la ronda de clasifi cación había metido las tres manganas a pie, y esta vez lo volvió a hacer, le dio 76 puntos a su equipo para alcanzar la cifra de los 338 faltando dos suertes por disputar.

Gran ovación se llevó Héctor, quien se paró muy seguro y firme, con un buen floreo y una ejecución que levantó al público de sus asientos. Llegó el turno de Miguel Zamora en las manganas a caballo, sólo falló en un intento, así que los jueces le dieron 55 puntos y con ello escalaron a los 393.

Los laguneros habrían pasado de nueva cuenta la barrera de los 400 puntos, pero el paso de la muerte no se hizo efectivo, pero aún así dejaron la vara muy alta para el resto de los contendientes en esta fase final.

El equipo de La Laguna en casa vino a dar cerrojazo con una extraordinaria demostración en las dos charreadas en las que intervino, la primera de 407 puntos y la segunda de 393.

El segundo lugar fue Hacienda de Guadalupe ‘A’, de Nuevo León. Tuvo una cala de 37 puntos de Arsenio Leal de León; Juan Soltero amarró dos piales para 43 totales, y las colas se combinaron Xavier Leal de León, Arsenio Leal de León y Juan Luis Blanco, para conseguir 69 puntos.

Llegó el turno de Alberto Fragoso en el jinete de toro, el cual le redituó 18 unidades, mientras que la terna en el ruedo dio 25 en lazo de cabeza de Juan Luis Blanco, y 27 en el pial de Homero Elizondo. Irineo Reyes ejecutó la monta de yegua, le dieron 22, y en manganas a pie Homero Elizondo cuajó una de 28.

A caballo Mauricio Ríos metió sus tres intentos, lo que le dio la cantidad extraordinaria de 81 puntos. Andrés Muñoz ejecutó el paso de la muerte de 22, para un total de 372.

Hacienda El Rosario se metió a la tercera posición de la mano de la familia Perea, con extraordinaria labor de Martín e hijos, quienes se ganaron al público en el cierre, sobre todo con muy buenas manganas y el paso de la muerte.

Cerraron con 346; mientras que Rancho La Biznaga hizo 337, Tres Regalos de Quintana Roo con 330, y Charros de Jalisco con 209. También se premió a los ganadores individuales, del equipo campeón destacó Miguel Zamora, fue el mejor en manganas a caballo con los 81 puntos.


dcr