El legado y las cuentas pendientes del ‘Joven Maravilla’

El otrora Máscara Dorada partirá a Estados Unidos para luchar en WWE, por lo que el 11 de noviembre será su función de despedida en la Arena México

Máscara Dorada
Máscara Dorada (Cortesía: CMLL)

Ciudad de México

Gran Metalik se irá de los encordados mexicanos con rumbo a la WWE, empresa que se hizo con sus servicios luego de su participación en el Cruiserweight Classic, donde llegó a la final.

Luego de los meses que la empresa norteamericana le dio para poder cumplir todas sus fechas pactadas en México, el 11 de noviembre será el día en que Máscara Dorada tenga que decir adiós.

Campeonatos en México

El oriundo de Guadaajara, Jalisco debutó en el Consejo Mundial de Lucha Libre bajo el nombre que porta actualmente fue el 7 de noviembre de 2008 y en la ‘Seria y estable’ logró fajines.

Máscara Dorada es el primer caso en el que un luchador “mini” le da nombre a uno de talla “normal”, pues Máscarita Dorada fue quien le entregó el mote al entonces Metalik.

El primer cinturón con el que el ‘Joven Maravilla’ se pudo hacer fue el Mundial Superligero del CMLL en el año 2009, luego de triunfar en un Torneo Cibernético donde enfrentó a nueve gladiadores más.

Además, obtuvo el Campeonato Mundial Welter, el Mundial de Trios junto a La Máscara y La Sombra y también con Místico y Valiente; todos ellos en la versión Consejo Mundial de Lucha Libre.

En tanto que sólo pudo hacerse con el Campeonato Nacional de Tríos junto a Metro –hoy Diamante Azul- y Stuka Jr. Y curiosamente, este cetro fue el último por el que lucho pues el pasado martes enfrentó junto a Diamante Azul y Místico a los Hijos del Infierno.

Primer mexicano en ser contratado en Japón

El gladiador logró en el año 2015 lo que ningún otro mexicano antes: luchas bajo contrato en las filas de New Japan Pro Wrestling.

Dorada fue seguido por varios meses por los directivos de la empresa, siendo de su total grado pues participó en los eventos más importantes como Fantasticamanía, Best of the Super Junior, entre otras.

El documento que se firmó fue por un año con la opción de extenderse de manera indefinida.

El salto a WWE

En NJPW se hizo de la amistad de Finn Balor, hombre fuerte en NXT, marca de desarrollo de la empresa de los McMahon, quien lo invitó a participar en el Campeonato Crucero.

Desde su primera lucha contra Alejandro Saez, el mexicano sorprendió al público estadounidense y fue escalando peldaños hasta llegar a la final del torneo, misma que perdió contra Perkins, sin embargo los finalistas y otros cuantos luchadores participantes del torneo fueron firmados para la División Crucero de la marca Raw, misma en la que Gran Metalik ya debutó.

Deuda pendiente

En las luchas de apuesta sólo queda la deuda pendiente de haber ganado una máscara o cabellera de jerarquía, hay que recordar que llegó a retar a Carístico por las ‘Tapas’, pero en realidad nunca existió una verdadera rivalidad ni con el otrora Místico ni con algún otro gladiador.