Nueva sangre para Budapest 2017: Kiril Todorov

El titular de la Federación Mexicana de Natación recalcó la importancia de que México se mantenga como potencia en los clavados y que se siga incluyendo talento joven en miras de mantener esta condición en el área.

Kiril Todorov, Presidente de la Federación Mexicana de Natación
Kiril Todorov, Presidente de la Federación Mexicana de Natación (Iván López)

Ciudad de México

Kiril Todorov, presidente de la Federación Mexicana de Natación, habló de las expectativas que México tiene en natación para el Mundial de Budapest, mismo que se llevará a cabo en el próximo mes de julio.

"Nos hace mucha falta que en la disciplina de clavados, que evidentemente es la de más peso tiene en la FMN, el equipo que va a ir a representaros tenga una buena participación, porque este evento es en donde la nueva selección de clavados de México se presenta ante el mundo; sin embargo no descarto a ninguno de los atletas que le han dado a México medallas tanto en Mundiales como en Juegos Olímpicos; lo más probable es que no estén listos para dentro de unos meses, pero estoy seguro que volverán para 2018, 2019 y 2020, que es el año culminante; también las esperanzas se están postrando en las pruebas de trampolín de 20 y de 27 metros, en donde igual esperaríamos una medalla", declaró a La Afición.

Destacó que en esta última disciplina de clavados, México ya está destacando a nivel mundial, además de tener como una obligación que el nado sincronizado pase a las finales.

Asimismo, también dijo que el cambio generacional es importante en los clavados, ya que el deseo es que se siga cosechando talento joven y tratar, en la medida de lo posible, no perderlo, tratando de invitar a más gente a que se una a esto.

En cuanto a los Juegos Centroamericanos y del Caribe del año próximo, Todorov nos dijo que México debe de mantenerse como una potencia en la región; para 2019, para los Panamericanos, el objetivo es seguir ganado medallas en cada una de las disciplinas y mantenerse como el líder continental en este campo.

Finalizó con la fortaleza que ve a los clavados en México rumbo a los Jugos Olímpicos de Tokio 2020, no obstante remarcó que es muy difícil rebasar lo hecho en Río 2016, ya que el equipo mexicano iría con muchos elementos jóvenes. La reestructuración tardaría, incluso, dos o tres procesos olímpicos, en donde se tiene que enfocar más en la Natación y el Polo acuático.