Amante de lo extremo y un ejemplo

El kayakista profesional Rafael Ortiz se unió a Nuria Diosdado como deportistas receptores del galardón al Ciudadano del Mundo 2016 

Rafael Ortiz, kayakista mexicano
Rafael Ortiz, kayakista mexicano (Iván López )

Ciudad de México

La trayectoria de Rafael Ortiz en el kayak extremo fue premiada esta tarde en el Centro Banamex, donde recibió el reconocimiento de Ciudadano del Mundo 2016 en el marco del Mundo Joven Fest.

Ortiz se convirtió en el segundo deportista en recibir el galardón establecido en 2011 cuya función es hacer notar la trayectoria de algún joven que destaque como ejemplo en su disciplina.

"Ustedes dirán 'qué hace un joven loco aquí con este reconocimiento', soy un poco diferente a los embajadores que han elegido antes", señaló el joven de 28 años y la razón le asiste.

Desde su fundación, el premio que otorga el Comité Internacional de Turismo Educativo ha reconocido a jóvenes profesionales que han destacado en sus ramas y personajes de las redes sociales, farándula y medios de la comunicación han sido recompensados por sus aportaciones a sus respectivos campos, sin embargo, el año pasado fue la primera vez que se incluyó a una figura deportiva, con la nadadora Nuria Diosdado y este año con Rafael Ortiz, que es uno de los principales kayakistas reconocidos a nivel mundial.

Ortiz conminó a los jóvenes asistentes al evento, que le permite a los interesados conocer alternativas de viaje y actividades a realizar en el extranjero, que dar el paso de viajar fue importante en su carrera y que no se arrepiente de haber pedido tantos permisos a sus profesores en busca de la adrenalina que libera en su peligrosa disciplina.

"Cuando estamos clavados en una ciudad, perdemos el contacto con la naturaleza, nos clavamos con las redes sociales, el tráfico y perdemos ese contacto, olvidamos el impacto que causamos en ella", expresó el hoy ingeniero electromecánico.

Ortiz ha recorrido el mundo en busca de cataratas qué descender en su kayak y 2016 tiene muchas sorpresas para él. El nacido en la Ciudad de México, pero que hoy reside en Washington con su esposa, ha descendido de las Cataratas de Palouse (57.6 metros), en Washington, Big Banana (42 mts) en Veracruz además de viajes de aventura por India, Canadá, Nueva Zelanda, Pakistán, Brasil y algunos países africanos.

"Mi frase favorita, que se ha convertido en mi estandarte, es una que escuché hace años, que dice: 'tengo una gran ambición de morir exhausto y no aburrido', y es algo que trato hacer, no quedarme sentado en el sillón así aburrido, viviendo a través de otros, sino salir a vivir mi vida", concluyó Rafa Ortiz.

El Mundo Joven Fest seguirá hoy y mañana de 11 a 19 horas en la sala Valparaíso del Centro Banamex.