12 razones para correr un Maratón

La nutrióloga y maratonista Karina Rangel nos comparte algunas de las principales motivaciones de un corredor para animarse a cumplir el reto de los 42 kilómetros

Maratón de la Ciudad de México 2017
Maratón de la Ciudad de México 2017 (Mexsport)

Ciudad de México

Correr como rutina diaria o en una prueba es siempre una buena noticia para la salud y el bienestar. Superar las marcas personales, disfrutar del entorno y recibir una ración de endorfinas son algunos de los beneficios que hacen que muchas personas seamos incondicionales de la carrera de fondo. Explicar las razones por las que debes correr un maratón, simplemente no es sencillo. Hacer un 42k es una decisión que implica compromiso y un entrenamiento impecable, por este motivo no cualquiera se anima a intentarlo, y los pocos valientes muchas veces no saben ni cómo explicarlo.

El nivel de determinación y preparación que exige un maratón para poder correrlo con éxito hace que sea la prueba máxima para todo runner. Y más allá del reto que implica, quienes viven la experiencia sienten un placer difícil de explicar. Sin embargo, hay varias razones que generan esa satisfacción. A continuación te cuento algunas de ellas.

“Yo no me atrevo a hacer un maratón, llevo 5 años corriendo y me da miedo“… Miedo es la palabra clave. No necesariamente necesitas ser corredor principiante para que te aterrorice una distancia como esta, simplemente podemos llamarle: respeto. Y es que muchos amamos correr, lo disfrutamos de verdad, pero necesitas saber que no todos “estamos hechos” para una carrera así. No porque no estemos preparados o listos, sólo que correr un maratón es una responsabilidad tan grande, que muchos todavía no estamos preparados para cumplir. Así que si quieres lograrlo, aquí te dejo 12 razones por las que deberías animarte a participar en uno:

  1. Comprenderás lo que es compromiso de verdad. Ninguna persona es tan comprometida con su cuerpo, entrenamiento, alimentación, hidratación y descanso como un corredor preparándose para correr un maratón.
  2. Inevitablemente, durante tu preparación, aprenderás a comer de manera saludable. Es básico, aunque no estés acostumbrado a comer bien, cuando empiezas a entrenar para un maratón, descubrirás qué alimentos te benefician en tu rendimiento, y cuáles no.
  3. Mejora tu estado de salud. Entrenar para 42K propone nuevos desafíos a nuestra rutina. ¿El resultado? Aumentará considerablemente nuestra capacidad aeróbica, resistencia muscular y nuestra capacidad general para ejercitarnos por más tiempo. Esto supone adaptaciones en nuestro músculo cardiaco y esquelético, con más vasos sanguíneos para nutrirse, una mejor llegada de oxígeno a través de un tórax más eficiente y más fibras para hacer fuerza y resistir. Probablemente, también encuentres mejorías en el plano mental, disminuyendo los niveles de estrés, teniendo mejor humor y experimentando el “runners high”, esa sensación de bienestar luego de correr por un tiempo prolongado, más seguido.
  4. Turismo deportivo. Los maratones te permiten recorrer diferentes lugares del mundo. Conocer otras culturas, intercambiar vivencias y generar nuevos vínculos.
  5. Descubrir una cara nueva de tu ciudad. Durante un maratón, las calles que suelen estar ocupadas por los autos, están cerradas única y exclusivamente para ti y para los que como tú, disfrutan de correr. Seguro que te da una visión distinta de los lugares que, por rutinarios, dejaron de tener importancia para ti.
  6. Porque es una prueba mítica. Nadie jamás podrá contarte o explicarte lo que significa correr un maratón, debes vivirlo para sentir su magnitud.
  7. Te dará confianza para lograr todo lo demás que te propongas. Una vez conquistado un 42k, lo puedes lograr todo. ¡Comprobado!
  8. Por la emoción que supone participar en un evento así. Un maratón genera unas sensaciones inexplicables: ver a gente que no conoces animarte, la línea de salida y la esperada línea de meta, así como emoción de compartir tu pasión con otros.
  9. Salir de zona de confort. Todos tenemos miedos e inseguridades. Y para muchos, el maratón encarna varios, convirtiéndose en una meta imposible. Es cierto que preparar una carrera así requiere de perseverancia y compromiso, pero cada vez que salgas a un entrenamiento a superar el anterior, sumarás un logro personal, quedando más fuerte y con más confianza en ti mismo. En conclusión, muchos momentos de goce esperan a ser descubiertos, sin siquiera haber corrido la carrera.
  10. Conocer más tu cuerpo y aprender a soportar el dolor. Es inevitable que en algún momento de la carrera (sobre todo si es tu primer maratón) sientas cansancio extremo y algún dolor agudo. Pero pronto aprenderás a dominarlo y a sobrellevarlo.
  11. Cruzar la meta. Y me refiero más a las metas mentales y metafóricas que a la carrera en sí. Cumplir un gran objetivo de nuestra vida es una de las mejores sensaciones que los humanos podemos experimentar. Y correr 42K es uno de los mayores desafíos físicos que se puede imponer una persona. La mayoría de los maratonistas (sí, tú serás uno más de ese selecto grupo), compara el día que cruzaron su primera meta de esta distancia con otros eventos importantes de sus vidas, como el día de su boda o el nacimiento de un hijo. Y no importa si llegas al final, igualmente ¡serás maratonista!
  12. Te convertirás en fuente de inspiración. Normalmente, tenemos poca conciencia sobre cómo nuestras acciones pueden inspirar a quienes nos rodean. Podemos pensar que no tenemos influencia alguna, pero lo cierto es que nuestro entorno captará nuestro esfuerzo hacia la meta. Y ya sea teniendo como meta correr un maratón o cualquier otro objetivo, seguro se verán inspirados a hacer algo que creían imposible de realizar. Y tal vez, cuando cruces la meta, otro empezará a dar sus primeros pasos en el este bellísimo deporte.

Al maratón hay que tenerle respeto, pero nunca miedo. Sí, es un desafío físico y mental, pero a su vez, es una lucha contra ti mismo, contra todos tus temores, y sobre todo, contra esas barreras que te detienen a no lograr lo que quieres, e incluso puede llegar a ser el momento ideal para conocerte más a fondo. No importa si deseas correrlo lento o lo más rápido posible, poder cruzar la meta de un maratón es algo indescriptible, que seguramente, te cambiará la vida. ¡Así de simple!

Este y otros artículos sobre nutrición y el hábito de correr, puedes encontrarlos en el blog de la nutrióloga Karina Rangel que te dejamos a continuación en el link.

http://www.dudasdelconsultorio.com/