Jesús Tonatiu quiere ser la nueva sorpresa del atletismo

Han pasado ya siete Juegos Olímpicos desde que se vio por última vez participación mexicana en los 800 metros planos, ahora el atleta busca terminar con esa ausencia en este ciclo

Ciudad de México

Después de las sorpresas que se dieron en el atletismo durante el ciclo anterior y lo cual se vio reflejado con la participación de salto de altura y salto triple en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro, ahora el fondista Jesús Tonatiu busca causar otra clasificando a la siguiente justa en Tokio 2020 en los 800 metros planos, lo cual no se ha tenido participación en esta prueba desde Seúl 1988.

El sonorense tiene 19 años de edad y este año obtuvo el cuarto sitio en el Mundial Sub-20 en Polonia en julio y con un tiempo de 1:46:57 minutos, quedándose así a 57 centésimas de dar la marca para la pasada justa olímpica en Río.

El ciclo olímpico es un proceso de cuatro años y eso lo sabe el deportista, por ello ahora sus entrenamientos están enfocados en el Campeonato Mundial que se realizará del 5 al 13 de agosto en Londres, Inglaterra, donde no solo quiere participar sino llegar a la final en esta prueba.

El atleta comenzó a practicar heptatlón y de ahí su entrenador vio que sus cualidades están en los 800 metros por la velocidad y resistencia a la jora de competir, sin embargo, Tonatiu tenía como primera opción las pruebas de velocidad.

¿Ya tu preparación va enfocada para pelear un boleto en Tokio 2020?

Ahorita la preparación va enfocada para llegar a Tokio 2020 pero antes de ese evento está el Mundial mayor donde tratará de clasificar y pasar a la final. La siguiente meta serían los Juegos Centroamericanos en el 2018 y al siguien te año los Panamericanos y así llegar a Tokio donde quiero hacer historia en los 800 metros, que es mi prueba, marcar un logro más personal para México porque ya no ha habido un atleta nacional esta competencia en los Olímpicos, entonces la preparación va enfocada en esas competencias grandes que hay ahorita.

"En el Mundial juvenil obtuve el cuarto lugar, en julio"

¿Qué tan difícil es para el mexicano incursionar en los 800 metros?

Es una prueba difícil y México tiene corredores muy buenos pero está muy competida esta prueba, donde están los kenianos son potencia, y ahorita Estados Unidos está subiendo de nivel y muchos otros países caribeños con muy buenos corredores, mientras que los mexicanos hacemos nuestro máximo esfuerzo y esperamos meternos a la elite mundial. Yo ahorita como juvenil en el Mundial gané el cuarto lugar, gané un centroamericano en Morelia 2014 que fue sub-18, además un centroamericano escolar en Colombia en el 2013, y quedé en segundo lugar en el preolímpico continental para Nanjing 2014 pero no fui a los Olímpicos de la Juventud porque solo compitieron 16, y solo le dieron un boleto a América mientras que a África como nueve, es decir estuvo muy mal repartido.

En el Mundial del siguiente año ¿Cuál es tu objetivo?

Ahorita este año pasó a categoría sub-23 con 19 años y tengo que empezar a codear con los mayores y con la elite mundial, por lo que espero entrar con todo en Londres y que tengan a México presente en los 800 metros. Mi mejor marca es 1.46.57 minutos y para Olímpico me pedían 1:46:00, por lo que me quedé a 57 centésimas de clasificar y para el Mundial creo pedirían ese mismo tiempo y estoy cerca de lograrlo, además para pasar a la final tendría que correr en 1:44:30, entonces el objetivo va enfocado en eso, ya que no se trata de clasificar sino de trascender y que te tomen en cuenta, no ser del bulto que queda atrás.

¿Por qué elegiste los 800 metros?

Se podría decir que la prueba me eligió a mi ya que quería una prueba de velocidad, más dinámica. En los 800 metros vieron que era rápido y resistente y eso es una buena combinación en esta disciplina que no es tan larga y ni tan corta, por lo que la velocidad se puede prolongar más y se puede dar el esfuerzo que se requiere. Mucha gente me dice tu ganas porque eres muy alto pero por una parte si pero en otra no porque tiene mucho que ver muchas cosas, como la fuerza de las piernas para impulsarte más y un chaparrito tiene otras características que podría ganar. Para Río existía la posibilidad de clasificar pero mi preparación iba más enfocada al Mundial juvenil, ya que si iba a Brasil competiría muy inmaduro para medirme contra ellos, entonces mejor esperarme cuatro años y llegar fuertes".