A hombros Padilla y Ortega

Lluvia de premios. Rabo a Ortega que rechazó. Decorosa entrega de Padilla para cortar oreja en cada toro que lidió. Chava López, quien confirmó, pasó de largo. El Juez Chucho Morales parece que gana proporcionalmente a los premios que otorga. Mal ganado de Los Cués

Padilla y Ortega
Padilla y Ortega

Ciudad de México.

9ª Corrida de Temporada. Monumental México. Escasísima entrada, derivada de la falta de remate del cartel aunado a que esta tarde, se jugó la final de futbol en el Estadio Azteca. Tarde fría sin viento.

Mal juego dio el ganado de los Cués, propiedad de Ángeles Garfias, hija del famoso ganadero Don Javier Garfias. 1° Reservón 2° Complicado que regateó las embestidas 3° Complicado y reservón  4° Con transmisión y recorrido 5° También se quedó corto 6° Pegado al piso.

El capitalino Salvador López confirmó con un toro cornigacho llamado Secreto, #87 con 517 kg. Actuó con mucha voluntad pero muy inseguro en una  faena sin estructura. Mató de pinchazo y entera en buen sitio. Cabe comentar una curiosa escena al romperse la parte alta del acero, cerca de la empuñadura del estoque. Requirió de otra estocada para que el toro de confirmación se entregara al puntillero. Se retiró en silencio después de escuchar un aviso. Saludó su banderillero Sergio González. Con el que cerró plaza, se notó mas enterado y lo más meritorio fue matar efectivamente. Para juzgarlo, deberíamos verlo de nuevo.

Se despidió de esta plaza el de Apizaco Rafael Ortega, quien en su primero sudó tinta para banderillear a un toro que estaba pegado al piso y regateó las pocas embestidas que tuvo. Brindó a su madre y posteriormente Ortega se mostró con voluntad pero el toro le puso el triunfo a cuesta. Rafa pinchó en demasía hasta matar con media fulminante. Se retiró en silencio. Con el de la despedida y al son de “Las Golondrinas”, ante un toro repetitivo que fue el único potable del encierro, Ortega toreó como lo hizo toda su vida. Los pies pocos fijos llegándole mucho al público. Mató de entera efectiva en buen sitio y el Juez Chucho Morales cometió el exceso de regalarle el rabo que el propio Rafael ni siquiera quiso recibir.

Rafael Ortega no se cortó la coleta, pero si anunció su despedida en esta Plaza, esto muy posiblemente debido a que Ortega precipitó su despedida, pues supuestamente tomaba posesión como Presidente Municipal de su natal Apizaco, elección que fue revocada.

El líder del escalafón en España, el jerezano Juan José Padilla, lidió al tercero que también se quedó pegado al piso, sin embargo, Padilla le tapó la cara y logró extraerle valiosos muletazos.  No de calidad pero sí de mucho poderío con comunicación a los tendidos. Mató de entera en todo lo alto y le concedieron una oreja. Curiosa escena sucedió al dar la vuelta al ruedo cuando Juan José invitó a un niño vestido de torero disfrazado de Padilla con un parche en el ojo. Con el quinto, complació en banderillas al público y de muleta hizo las delicias de la mayoría con un toreo entregado pero poco refinado. Mató de entera caída que le valió para cortar otra oreja.

Tarde con exceso de premios que dejará poca o ninguna huella. La semana que entra, la empresa anuncia a Israel Téllez, el hispano Eduardo Gallo y Angelino de Arriaga para lidiar un encierro bien presentado de Rancho Seco. Esperamos mejor entrada y autoridades con más prudencia y compromiso.