Tri de hockey femenil, "familia" que cumple sus sueños

La selección mexicana de hockey femenil sobre hielo trabajó por cuatro años para competir en el Preolímpico rumbo a Pyeongchang 2018, que se celebrará en capital de nuestro país. 

Inicia el camino rumbo a PyeongChang
Inicia el camino rumbo a PyeongChang (FB Selección mexicana de hockey sobre hielo)

Ciudad de México

A pocas horas de iniciar su participación en el Preolímpico rumbo a PyeongChang 2018, el ambiente que rodea a la selección mexicana de hockey femenil es pura felicidad; no hay nervios, mucho menos miedo o dudas, lo único que existe son las ganas de escuchar el silbatazo inicial y "dar todo, dejar el alma" ante las rivales. No es para menos, cuatro años le costó al equipo llegar a este momento, y en ese tiempo, todas han sacrificado parte de su vida, o mejor dicho, han vuelto el hockey su vida.

TE RECOMENDAMOS: Icedome, el 'Estadio Azteca' del hockey mexicano

Mónica Rentería es portera y ha estado con el equipo en todo este proceso; incluso, antes, "Joaquín ya había intentado hacer algo similar pero no se logró. En el primer intento llegaron como 10 jugadoras y ahí también estuve yo", recuerda con una sonrisa en el rostro, al mismo tiempo que explica: "llevo todo, todo este tiempo trabajando y ahora que estamos a nada se siente adrenalina, es cuando el corazón te empieza a latir más, creo que siento hasta mis pulsaciones. Nada más de pensarlo se me pone la piel chinita, ya estamos a nada del primer intento y vamos con todo".

Pero la alegría de Mónica es solo una muestra de lo que se vive al interior de lo que ellas mismas han denominado como "una familia"; 'Majo' y María Inés Meza son hermanas, dejaron hace dos años su natal Querétaro para vivir en la Ciudad de México y no se arrepienten. En el hockey han aprendido de "responsabilidad, dedicación y esfuerzo" y aunque a veces "sí es un poco difícil porque no tienes a tu mamá, no tienes a tu familia cercana para que te levanten cuando te caes", la compañía de la una a la otra, y la buena relación dentro del grupo, hacen menos pesado el estar lejos de casa.

Y es que el buen grupo es uno de los puntos claves en los logros que ha tenido este equipo, así lo considera Andrés de la Garma, uno de los entrenadores.

"En un principio el tema de integración fue complicado, todas venían de diferentes lugares, tenemos jugadoras de diferentes edades, pero al final lo logramos. El equipo esta súper integrado, se llevan súper bien, cada quien sabe su rol y eso ayuda bastante", comenta Andrés, quien inundado por el entusiasmo colectivo también recuerda los inicios del equipo, aunque desde otra perspectiva.

"Hace cuatro años se hizo el llamado a todas las jugadoras de hockey que estuvieran interesadas en el proyecto, la mayoría de las que llegaron eran de hockey sobre ruedas. Fue un poco difícil el proceso de adaptación porque el patinaje es muy diferente, tuvimos muchas sesiones de puro patinaje", detalló.

Un año después de la convocatoria, Joaquín de la Garma, Presidente de la Federación Mexicana de hockey sobre hielo, presentó a la Conade un proyecto para asistir a los Juegos Olímpicos de Pyeongchang 2018, el cual fue aprobado; desde entonces, las 22 jugadoras del equipo viven en las instalaciones de la Conade y reciben una beca deportiva.

En los últimos tres años, la selección ha viajado a un campamento a Toronto durante el verano, donde entrenan con profesores especializados en patinaje, técnica y táctica; además, tienen partidos amistosos con equipos profesionales. En noviembre también viajan a Canadá, pero a Calgary, donde disputarán un torneo internacional entre las mejores selecciones del mundo. Además, cuando están en México, entrenan 4 o 5 veces por semana y procuran tener mínimo un partido amistoso cada 8 días.

Como todo, al principio recibían vergonzosas golizas, pero con el paso del tiempo la mejoría fue notoria. El Tri ya fue campeón en Calgary y ha participado en dos Campeonatos Mundiales celebrados en Jaca, España, donde obtuvieron el segundo y cuarto lugar, respectivamente.

Este año, en lugar de viajar al campamento en Toronto, el equipo recibió a los entrenadores en la pista del Icedome para afinar detalles. Han tenido diversos partidos de preparación, la mayoría contra equipos varoniles.

Mónica sueña con "ser la mejor portera del mundo" y recuerda; "nos metían a las 22 a la camioneta e íbamos hasta Metepec a entrenar. Luego, ya acá, hace dos años estábamos en el vestidor y decíamos: vamos a luchar por un Preolímpico, y ahora ya estamos aquí, falta nada para empezar".

Las hermanas Meza recalcan: "nos dedicamos casi 100% al hockey, estamos terminando la prepa" y, como ellas, cada una de las 22 jugadoras vive a su manera esta experiencia; sin embargo, todas coinciden en una cosa: "somos una familia que ha trabajado por esto, vamos a competir porque queremos estar en los Juegos Olímpicos" de Invierno.

SGF