Los deportistas que no evadieron la prisión

Algunos atletas han sido condenados por incumplir la ley. Recordamos algunos de ellos

Alejandro Molina, Luis Gorocito, Oscar Pistorius y Christian Bermúdez
Alejandro Molina, Luis Gorocito, Oscar Pistorius y Christian Bermúdez (Tomada de Twitter/AP/Imago7)

Ciudad de México

El delantero del Puebla, Chritian Bermúdez, recibió un auto de formal prisión tras ser demandado por pensión alimenticia por parte de María Fernanda Hernández, su pareja. Así como él, el deporte está lleno de otros casos que tras infringir en la ley y no pudieron evitar llegar a la cárcel para pagar por sus delitos. A continuación te dejamos algunos de los casos más sonados.

ALEJANDRO MOLINA Y LUIS GOROCITO

En agosto de 2015, ambos elementos de los Rayos de Necaxa se vieron involucrados en una pelea en el estado de Aguascalientes, donde golpearon brutalmente al joven Luis Rodolfo Mariscal López, de 22 años, muriendo a los meses en terapia intensiva debido a las heridas graves que recibió.

Eventualmente ambos recibieron un auto de formal prisión, aunque en febrero de 2016 pidieron amparo para que se pudiera emitir una nueva resolución.

OMAR ORTIZ

El ‘Gato’ Ortiz terminó de la peor manera con su carrera como guardameta profesional, primero, el ex arquero de Rayados, Atlante, Necaxa, Chiapas, entre otros clubes de la Liga Mx, fue dado de baja del conjunto regiomontano por haber dado positivo en dos controles antidopaje. Lo peor vendría pronto.

En enero de 2012 su imagen dio un giro al ser presentado como parte de una banda de secuestradores, presuntamente, al servicio del Cártel del Golfo, desde entonces ha permanecido encerrado en el CERESO de Cadereyta, Nuevo León, donde sigue esperando una condena por sus actos.   

BRUNO FERNANDES

Fernandes fue un gran portero brasileño que, con solo 26 años, perdió la proyección e inmejorable futuro que el futbol le tenía preparado.

En 2006, ya era el afamado capitán del Flamengo, con quien conquistó el Campeonato Brasileño en el año 2009. Pero su estilo de vida, rodeado de mujeres, fiestas y alcohol, le llevó formar parte de uno de los crímenes más atroces que se puedan imaginar.

En una de tantas orgías de las que Bruno acostumbraba participar, conoció a Eliza Samudio, una modelo dedicada a la prostitución, y que a la postre, resultó embarazada del guardameta, y aunque Fernandes intentó convencer a Eliza de abortar, esta no cedió y dio a luz al hijo del brasileño.

En 2010, el entonces meta del Flamengo mandó a secuestrar, asesinar y descuartizar a la madre de su hijo, a quien dicho sea de paso, escondió para evitar sospechas. Sin embargo, su primo, quien también fue partícipe del crimen, confesó todo, por lo cual Bruno Fernandes fue condenado a 22 años de prisión.

LUKE McCORMICK

En julio de 2008, Inglaterra fue sacudida con el accidente automovilístico que involucró al portero del club Plymouth Argyle Luke McCormick y a un padre con sus dos hijos.

El meta, bajo la influencia del alcohol, impactó al auto familiar dando muerte a los dos niños y dejando al papá con lesiones vitalicias, McCormick fue encarcelado cuatro años y hoy vuelve a defender los colores del Plymouth.

OSCAR PISTORIUS

El famoso atleta paralímpico, poseedor de las marcas en 100, 200 y 400 metros planos, fue condenado a seis años de prisión por el delito de asesinato culposo de quien fuera su novia, la modelo Reeva Steenkamp.

El sudafricano que rompió un récord en la prueba de 400 metros planos en los Juegos Paralímpicos de Atenas 2004, manchó de forma permanente su carrera con este delito cuya sentencia se conocio en julio pasado.

EDWIN VALERO

Boxeador venezolano que, en vida, conquistó los títulos mundiales de peso superpluma y ligero de la AMB y CMB, respectivamente. Pasó sus últimos días en una cárcel de su natal país, pues al haber confesado el asesinato de su esposa y con solo dos días bajo custodia de las autoridades, puso punto final a su vida colgándose en su celda.

Valero, de 29 años, murió dejando un récord de 27 victorias, sin derrotas ni empates, además, registró 18 triunfos consecutivos noqueando a sus rivales en el primer asalto de dichos combates.

AARON HERNANDEZ

El 15 de abril de 2015, el deporte en general volvió a sacudirse al darse a conocer la sentencia de cadena perpetua para el ex ala cerrada de los Patriotas de Nueva Inglaterra, Aaron Hernandez, quien en 2013 fue acusado por el asesinato a tiros de Odin Lloyd, un jardinero y jugador de futbol americano semiprofesional de 27 años, relacionado sentimentalmente con la cuñada de Aaron.

Tras dos años de juicio, un jurado condenó al ex jugador de 25 años a prisión vitalicia sin derecho a fianza; Hernandez tenía un contrato por 40 millones de dólares con los actuales campeones de la NFL, tenía un prominente futuro al haber sido seleccionado al Pro Bowl con tan solo dos temporadas desde su selección por los 'Pats' en 2010.