Se hace presente José María Pastor

El hidrocálido José María Pastor demostró que está puesto con el novillo y se vio seguro al enfrentar a su lote

José María Pastor
José María Pastor (@LaPlazaMexico)

Ciudad de México

Monumental Plaza de toros México. 5ª de Temporada novilleril y 1ª con picadores. Ventosa tarde con algo de frío. Bajó la entrada.

Buen juego dio el ganado de "San Fermín", criado por los hermanos Fermín y Miguel Armilla, hijos del legendario matador Fermín Espinosa "El Grande". 1° Con casta sin fuerza 2° Bueno por el lado izquierdo 3° Manso que fue entendido 4° Sin casta y pegado al piso 5° Otro buen novillo por ambos lados 6° Débil que se acabó pronto.

El francés nacido en Tabasco y avecindado en Mérida, André Lagravé apodado "El Galo", se vio con seguridad y asentado. Esta ocasión se le vio más toreado que hace un año que visitó esta plaza. Con el que abrió desarrolló técnica y pies fijos. Desafortunadamente estuvo mal con los estoques, escuchó un aviso y se retiró en silencio. Ante el cuarto, un novillo se quedó parado y por más voluntad que le puso no pasó más pues el novillo no caminó. También tuvo sus dudas con los aceros y no ocurrió suceso alguno que relatar.

La colombiana Rocío Morelli sorteó el mejor lote que sólo puso a flote su falta de sitio. Se vio francamente muy por debajo de su primer novillo. Por sus dudas en el uso del capote fue feamente levantada y se salvó de un serio percance. Desperdició a un buen novillo que tenía un lado izquierdo de oro, pero Rocío no hizo más que espantarle las moscas a "Arturito" de San Fermín, quien los sapientes le dieron una honrosa ovación en el arrastre. Escuchó un aviso antes de matar por un infame bajonazo y ser abucheada por el escaso público. Con el quinto volvió a estar en el mismo tenor de su primero y se retiró entre división.

El hidrocálido José María Pastor demostró que está puesto con el novillo y se vio seguro al enfrentar a su lote. Realizó un buen quite en el primer novillo de Rocío quien no pudo replicar porque no estaba en condiciones de hacerlo pues se reponía del fuete golpazo que le dio su novillo al inicio de su lidia. Con la muleta se vio enterado y pensando en la cara de su enemigo. Pudiese haber cortado una oreja en su primero pero sus fallas con el acero no se lo permitieron. Escuchó un aviso. En el que cerró plaza también se mostró seguro pero su novillo se acabó pronto y su faena se hizo eterna. Pésima la actuación de los picadores a excepción de Cesar Morales.

André Lagravé mostró que su toreo ha evolucionado y puede caminar en este difícil profesional si sigue con esta línea. Rocío Morelli debe reflexionar si quiere seguir en esta profesión pues no mostró técnica ni sitio. Debería escuchar los consejos de sus mentores Peláez y el Matador Cristian Aparicio que sabes de este tema. Y el triunfador fue el hidrocálido José María Pastor, hijo del matador Cesar. Mostró oficio y transmitió a los tendidos. Seguramente repetirá.