Grasso y Álvaro Herrera se preparan para la gran noche de UFC en México

Los peleadores se encuentran haciendo campamento en su tierra previo a la gran noche que se llevará a cabo el próximo 5 de agosto 

La UFC vuelve a México y la cartelera está plagada de peleadores aztecas
La UFC vuelve a México y la cartelera está plagada de peleadores aztecas (Cortesía )

Guadalajara

La UFC vuelve a México y la cartelera está plagada de peleadores aztecas. Dos de ellos tapatíos y se encuentran haciendo campamento en su tierra previo a la gran noche que se llevará a cabo el próximo 5 de agosto en la Ciudad de México.

Alexa Grasso y Álvaro Herrera quieren brillar ante sus compatriotas, pues saben que es la oportunidad perfecta para seguir abriendo puertas en un deporte que con el paso del tiempo tiene mayores focos de atención a diferencia de otros años en nuestro país.

Grasso va por su tercera pelea dentro de la empresa, viene de perder ante Felice Herrig y quiere demostrar lo que ha aprendido desde entonces, además, en su debut dentro de UFC en noviembre de 2016 precisamente en Ciudad de México, salió victoriosa, por lo que sueña con repetir la historia, ahora ante Randa Markos.

"Estoy muy contenta de volver a pelear en México, me gusta mucho la energía de la gente, estoy super emocionada, la preparación ha sido igual a la de mis otros campamentos, a diferencia de que quitamos un poco más lo físico para implementar jiu jitsu y lucha por que la chica ante la que voy es un poco más de estilo".

La manera en que los mexicanos arropan es inigualable, comenta, es indescriptible. Fue quizá el impulso que le hizo falta en la UFC Night Fight del pasado mes de febrero que se llevó a cabo en Texas y en donde cayó frente a Herrig.

"Me encanta pelear en México. Sientes la energía, el amor, cuando vas caminando a diferencia de Houston, cuando iba caminando realmente no sentía, quizá una cuestión cósmica, pero en México estaba esa energía de la gente, la vibra, querían que ganara".

Herrera, por otro lado, va por su primera experiencia en 155 libras, la preparación ha sido especial ya que su equipo de trabajo no quiere regalar nada, pues entienden que bajar de las 170 libras a las que está acostumbrado, puede llegar a afectar su rendimiento.

"Yo había hablado con mis 'coaches' y mi equipo de entrenamiento en bajar, es una buena opción, tengo buen nutriólogo que me está ayudando con el corte, no voy a tener problema en dar el peso, llevo meses trabajando eso para no descompensar y sentir el bajón, perder potencia o pegada".

Jordan Rinaldi será el rival del "Chango" la noche del 5 de agosto, originario de los Estados Unidos, cayó en su debut en UFC en mayo de 2016 frente a Abel Trujillo. Aseguró Álvaro que se ha estudiado a la perfección debilidades y fortalezas de su contrincante, incluso está preparado por si el combate en algún punto se traslada al piso.

"He visto algunos videos, le gusta intercambiar golpes, pero su fuerte es el piso. En todas sus peleas tratar de derribar, tiene algunas llaves que lo caracterizan y estamos tratando de buscar esas posiciones por si la pelea se llega a ir ahí, estar preparado", finalizó.

MC