Grand Prix, la antesala del Aniversario 84 del CMLL

Rudos y técnicos deberán hacer un pacto para demostrar que la mejor lucha libre del mundo se practica en el ring de la Arena México

Volador Jr. en una lucha
Volador Jr. en una lucha (Tomada de Twitter @CMLL_OFICIAL)

Ciudad de México

Volador Jr, Dragón Lee, Rush, Último Guerrero, Diamante Azul, Mephisto, Valiente, Euforia tendrán que dejar de lado sus rivalidades y trabajar en equipo, rudos y técnicos, por mantener la hegemonía en el Grand Prix el próximo 1 de septiembre en la Arena México, torneo que reúne a lo mejor del Consejo Mundial de Lucha Libre ante ocho luchadores de las empresas New Japan y Ring Of Honor.
'El Depredador del Aire' intentará retener su cinturón y consagrar el buen momento que vive, además luchará para proclamarse bicampeón de la justa internacional, condecoración que ostenta el Último Guerrero al imponerse en los años 2006 y 2007.

La Historia

Todo se remonta al año de 1994, año en el que se llevó a cabo el primer desafío de Grand Prix con un total de 16 luchadores, entre los que destacaban: Atlantis, Brazo de Plata, Pierroth Jr., Rey Hakú, Yamato, Gran Markus Jr., Dr Wagner Jr. y Rayo de Jalisco, ésté último se alzó con la victoria al imponerse en la final al experimentado Rey Hakú. También se contó con la participación de la empresa TNA (Total Nonstop Action Wrestling).

Las siguientes ediciones tuvieron la participación de luchadores míticos para los aficionados al pancracio: Emilio Charles Jr., Dos Caras, El Dandy, Hijo del Santo, El Gran Sasuke, Apolo Dantes, por mencionar algunos.

Durante cinco años se llevó a cabo de manera ininterrumpida esta fiesta que fungía como la antesala del Aniversario del CMLL. Por cuestiones ajenas, se dejó de organizar durante tres años para desilusión de los aficionados.
Fue hasta el año 2002, cuando se retomó el festín luchístico, bajo un nuevo formato, el del 'torneo cibernético' para decidir las posiciones y rivales. Para esta edición, gente de máxima experiencia como Satánico, Negro Casas, Hijo del Santo, además la juventud de Volador Jr., conjugaron esas cualidades de los encordados, para dar la bienvenida a los luchadores extranjeros.

La hegemonía de los gladiadores mexicanos se ha impuesto durante 12 ediciones, la única ocasión que no se pudo coronar un luchador nacional fue en la edición 2008, cuando Alex Shelley se proclamó campeón al vencer en la final a Último Guerrero, también tristemente sería el último Grand Prix, hasta el 2016, donde se retomó.

El año pasado regresó la máxima justa internacional de luchadores albergada en la 'México Catedral', respetando el formato anterior y cumpliendo con las expectativas de los aficionados y los organizadores.

La mesa está puesta, los lugares reservados, para degustar de un manjar luchístico, digno de los paladares más exigentes y con la ilusión y la mira puesta de algunos de los participantes nacionales por formar parte del máximo evento de la empresa más antigua de lucha libre a nivel mundial: Aniversario 84 del CMLL el próximo 16 de septiembre.