Matamorenses bailan en lucha contra el cáncer de mama

El gimnasio Warrior MMA combat club and fitness organizó una master class de insanity, combat fitness y dance fitness, en la que participaron mujeres de todas las edades.

El evento fue bien recibido por la comunidad femenina matamorense.
El evento fue bien recibido por la comunidad femenina matamorense. (Martín Piña)

Matamoros, Coahuila

Es el mes de la concientización del cáncer de mama. En pro a esta causa, el gimnasio Warrior MMA combat club and fitness organizó una master class de insanity, combat fitness y dance fitness.

"Es una clase Master que se llama Insanity, dance and fitness combat. Básicamente la intención de esta clase es conmemorar la lucha contra el cáncer de mama. Logramos ponernos de acuerdo entre varios profesores para sacar este evento y conmemorar esta lucha", comenta Adán Briones, instructor de fitness combat.

Las clases fueron dadas por Adán Briones, quien impartió fitness combat, Carolina Pérez en insanity y Aydhé Ramírez se encargó del dance fitness.

Esta no es la primera vez que organizan un evento así. Año con año en el gimnasio se organizan eventos deportivos para socializar conocimientos y compartir experiencias.

Sin embargo, en este formato es la primera vez que se dan a la tarea de impartir clases maestras, para fomentar la importancia de la buena salud y el cuidado que se deben dar las mujeres para la enfermedad que conmemora este mes. También es un intento para dar realce a las disciplinas que incluyen en su programa.

Las clases fueron dadas por Adán Briones, quien impartió fitness combat, Carolina Pérez en insanity y Aydhé Ramírez se encargó del dance fitness.

Antes de empezar la clase las niñas de Kumba kids dieron una muestra de los pasos que saben dar. Demostrando a su vez que no hay edad para empezar a desarrollar habilidades en el bailes.

El evento fue bien recibido por la comunidad femenina matamorense. Madres que fueron acompañadas de sus hijas, niñas o adolescentes. La asistencia casi llena el gimnasio. Además todas seguían sin falla los pasos que indicaban sus instructores.