El futuro virtual

Esta semana, Los Ángeles, se convirtió una vez más en la capital gamer con otro E3, el cual nos dejó tres nuevas versiones de Xbox One y puso especial atención a la llamada otra realidad

E3 en Los Ángeles
E3 en Los Ángeles (Especial )

Enviado, Los Ángeles, Cal.

Muchos pensaban que este E3 podría ser el último, uno en el que se presentarían pocas cosas, o donde cada marca, desarrollador y publisher decidiría salirse del evento para realizar su propia presentación.

Pero al parecer la magia del E3 sigue, y pocos esperaban tantas sorpresas como las que se dieron desde el primer día de conferencias de prensa. Primero, Microsoft sorprendió con la noticia de no una nueva consola, por llamarla así, sino dos nuevas versiones de Xbox One, que serán totalmente compatibles entre sí.

La Xbox S que es más delgada, menos pesada, más estética, con 2TB de disco interno y con la capacidad de reproducir contenido 4K. Pero la más esperada será la llamada Project Scorpio, que llegará hasta navidad de 2017, una consola que tendrá mucho más poder gráfico, capacidad de entregar juegos en 4K y en realidad virtual Hi Res.

Y es que justo la realidad virtual siguió siendo, como el año pasado, la tecnología más sorprendente y esperada por los gamers.

PlayStation sin duda se llevó el E3, primero con una conferencia de prensa que comenzó con el primer avance del nuevo God of War. Un gameplay con gráficos de última generación y un Kratos veterano, con barba, enseñando a su hijo el arte de la guerra.

Pero fuera de los trailers y gameplay, los títulos para VR presentados por Sony, son una realidad que está obligando a los desarrolladores a buscar nuevas formas de atrapar a los gamers, metiéndolos en esos mundos que antes solo veías en la televisión, y hoy los visores te permiten ser parte de la acción.

PlayStation VR, llegará en octubre con decenas de títulos de lanzamiento, algunos realmente buenos y otros que solo ofrecerán una experiencia inmersiva, pero no un verdadero gameplay.

Aunque el éxito inicial de su plataforma creo lo tiene asegurado de entrada, con juegos como Resident Evil 7, que tiene una versión en VR, y que para algunos periodistas si bien los controles y algunas cuestiones de gameplay deben pulirse, la sensación, la experiencia terrorífica de estar literalmente dentro de este mundo de terror, es algo que cambia por completo el concepto de jugar un videojuego.

Por otro lado, Star Wars y Batman también estarán en la lista de juegos en realidad virtual para PlayStation, pero no es la única compañía que está lista para esta batalla.

Oculus Rift y HTC Vive son los otros grandes visores de VR, que se espera puedan muy pronto tener versiones económicas y accesibles para todo mundo, que les permitan estar en este nuevo mercado, con socios como Ubisoft, que anunció juegos virtuales basados en Star Trek, o ponerte en las 'alas' de un pájaro con un juego-simulador que te convierte en un ave; o ¿qué tal encarnar al personaje principal del famoso juego Fallout?

A diferencia del 3D, una tecnología que durante años se presumió como el siguiente gran paso en el mundo del entretenimiento casero, y que acabó siendo un fracaso en las televisiones en todo el mundo, la realidad virtual sí tiene una gran oportunidad de triunfo, porque no es simplemente ver una película o un juego con más resolución y profundidad, sino que se trata de engañar al cerebro con sentirte en otro espacio y tiempo, gracias a la tecnología; y hará que toda una nueva generación de gamers, empiece a vivir inmersa en mundos de pixeles, creando nuevas emociones y por supuesto, modelos de negocio que pronto harán de la VR, además de increíble, rentable.

Así que, este E3 la realidad virtual sí fue la sensación, sobre todo porque es algo que no llegará en años, sino en meses, y que, les apuesto, todos ustedes querrán probar, en una época que me atrevo a decir, es de las más emocionantes que ha tenido la humanidad, por la gran oportunidad de ver el surgimiento de tecnologías que parecen de ciencia ficción y que afortunadamente, en pocos años o meses podremos tener en casa. ¡Vaya que si esta época es emocionante! Nos vemos en la otra realidad.