ENTREVISTA | POR OCTAVIO X. LAGUNES

Arturo Saldívar Torero

El matador integra el cartel para la corrida de este domingo en la Monumental junto a otras figuras menores de 25 años: Joselito Adame y Diego Silveti


El futuro de la fiesta en México

Arturo Saldívar
Arturo Saldívar (Archivo )

Ciudad de México

El cartel se ha anunciado como el de los tres gallos triunfadores de Madrid, España, y México. Joselito Adame, Arturo Saldívar y Diego Silveti lidiarán seis toros de Barralva criados por los hermanos Álvarez Bilbao, del encaste Atanasio. Seis cachetones con toda la barba a los que hay que plantarles cara y valor.

¿Qué esperas de esa tarde?

Primero, que haya una entrada muy buena, que sea de éxito para los ganaderos, para mis compañeros y para mí. La rivalidad es muy importante, pero nadie debe quedarse atrás. Entre más se abra la baraja de toreros, más espectáculo podremos dar.

¿Tus compañeros de cartel son tus amigos?

A Diego lo he tratado mucho menos, Joselito sí es mi amigo, fuimos compañeros de la Escuela Taurina en Aguascalientes, pero de ninguna manera quita que busquemos y persigamos ser la primera ­figura del toreo mexicano. Afortunadamente, los tres tenemos nuestra personalidad y cada uno tiene una manera diferente de interpretar el toreo. Eso hará que el público se apasione y desarrolle sus propias ­fidelidades.

¿Qué significado tendrá la corrida del domingo?

Es de una gran responsabilidad porque el futuro del toreo mexicano está en nuestras manos. Hace muchos años que no había tanta expectación para una corrida con toreros mexicanos que no pasamos de los 25 años.

Estoy consciente de que el triunfador de esta tarde puede ser el que tire del carro a partir de una gran actuación, y ponerle en claro a los toreros extranjeros que esta fi­esta es de competencia y que nos traten de igual manera en España como los tratamos aquí en México.

¿Qué piensas de los toros de Barralva?

La corrida tiene hechuras para lidiarse en cualquier plaza de primera. Es una corrida muy bien presentada y pesa más salirle aquí, ante nuestro público, pues aquí te juegas el encabezar el toreo en México, y en Madrid te juegas la vida por sobrevivir como torero.

¿Qué esperas de tu actuación de cara al futuro?

Quiero ser el que mande aquí en México, con base en un toreo de verdad y de pureza. Los toreros vivimos siempre presionados y uno se acostumbra a vivir así. La vida se aprecia de una manera distinta, pero a mí meva bien esto, pues sé que los toros son trascendentales para mi vida y eso me hace desarrollarme mejor.

Agradezco a todos los que confi­aron en mí desde el debut de novillero, a mis maestros y apoderados, pero también a los que me han criticado, pues opino que con ellos me estimulé para remontar y mejorar todos los inconvenientes que he padecido.

¿Lanzas algún reto a tus compañeros del próximo domingo?

Que gane el mejor, que sobresalga el torero que tenga más valor, el que tenga más variedad, más arte y más carisma. La mesa está puesta para que nos sirvamos todos de lo bueno y en bene­ficio del público que asista.

Así, con Saldívar, Silveti y Adame, la Plaza México se reivindica con su público al anunciar una auténtica corrida de toros, con un cartel de mexicanos que reventará los tendidos de La Monumental.