Macías y Flores se reparten triunfo en inicio Feria Texcoco

La primera corrida de tradicional celebración en el Estado de México repartió triunfos para el hidrocálido y el tlaxcalteca

Esta tarde Sergio Flores puso de manifiesto la calidad de su toreo.
Esta tarde Sergio Flores puso de manifiesto la calidad de su toreo. (Cortesía)

Ciudad de México

El diestro aguascalentense Arturo Macías y el tlaxcalteca Sergio Flores se repartieron hoy el triunfo, en lo que fue la primera corrida de la Feria de Texcoco 2017 en la Plaza Silverio Pérez, tras cortar dos orejas cada uno.

Macías y Flores alternaron, en este primer festejo del serial texcocano, con el aguascalentense Juan Pablo Sánchez, el jalisciense Arturo Saldívar y el guanajuatense Diego Silveti, además del rejoneador colombiano Andrés Rozo.

Se lidiaron toros de las ganaderías de Torreón de Cañas, Pablo Moreno, La Concepción, Lebrija, Villa Carmela y Xajay, todos de una buena presencia, pero con un juego bastante desigual.

Abrió la tarde el jinete colombiano con una monta variada y lucida, pero intermitente, de ahí que no pudo agradar del todo al público mexicano, como era su deseo. Luego de batallar con los rejones de castigo, sufrió para matar y al final se fue con palmas.

Arturo Macías volvió a mostrar su peculiar estilo valiente y de entrega ante un toro de buen juego y al que aprovechó de principio a fin con una faena variada y lucida, misma que remató mejor con el acero, para cortar las dos merecidas orejas.

Juan Pablo Sánchez poco pudo mostrar ante un rival de poco juego y emotividad, y pese a sus muchos intentos, todos pasaron desapercibidos, para irse al final con algunas palmas.

Arturo Saldívar logró un trasteo medido y templado, ante un toro de buen recorrido, el cual vino a menos al final, para malograr los intentos del jalisciense. Batalló al matar para irse con una ovación.

Diego Silveti también sufrió de más con su rival, el cual le resultó muy complicado y de poco juego, de ahí que sus intentos se perdieron en la indiferencia del público. Mató con apuros para irse con silencio tras un aviso.

Sergio Flores se encontró con un toro de buen recorrido y juego, y con el que mostró sus avances con capa y muleta, en un trasteo medido y bien llevado, el cual remató mejor con el estoque para cortar las dos orejas de forma merecida.

Al final, el tlaxcalteca Flores y el aguascalentense "El Cejas" Macías salieron de la Plaza Silverio Pérez en hombros de los aficionados como máximos triunfadores.