Con un gran reto por delante

Pese a estar muy abajo en los rankings Olímpico y mundial, la taekwondoín asegura que tiene el tiempo y la calidad para ascender y pelear por los boletos rumbo a Tokyo 2020

Fabiola Villegas siguiente promesa tawkwandoina mexicana
Fabiola Villegas siguiente promesa tawkwandoina mexicana (Tomada de Twitter: @villegasfaab)

Ciudad de México

L a selección nacional de taekwondo sigue produciendo atletas que se alistan para tomar la estafeta generacional y ahora cuenta con un equipo renovado. Entre la sangre nueva destaca una fuerte promesa que puede regresar la presencia mexicana en una justa olímpica dentro de la categoría de menos de 57 kilos, Fabiola Villegas.

En ese peso no ha habido quien sobresalga en el plano internacional como lo hizo Iridia Salazar, cuyos logros principales incluyen plata en el Campeonato Mundial de Alemania 2003, plata en los Olímpicos de Atenas 2004 y oro en los Juegos Panamericanos de Río de Janeiro 2007. Pero con su retiro, se abrió un hueco que aún no se cubre.

Y es ahora que Villegas puede entrar al ciclo para trascender y confía en que puede re posicionar el taekwondo mexicano en esta categoría.

Fabiola llegó a la selección mayor tras ganar el Campeonato Nacional realizado en enero en Querétaro, lo que es un primer paso en busca del boleto para los Juegos Olímpicos de Tokio 2020.

De 18 años de edad, la atleta se encuentra en el sitio 170 del ranking mundial, mientras que en el grupo olímpico está ubicada en el 278. Hoy día está lejos de los primeros niveles, pero tiene oportunidad de empezar a destacar en los eventos para iniciar un ascenso.

¿Cómo llegaste a la selección mayor?

Para entrar me estuve preparando desde diciembre y en enero logré el pase para estar con el equipo de adultos. Ya con ellos, estuve entrenando como invitada, como un prospecto, pero no tenía mi lugar establecido y fue hasta el Nacional de Adultos en el que ya gané mi derecho de entrenar con la selección.

¿Crees que puedes trascender en esta categoría?

Me siento muy motivada y sé que es un poco complicado llegar a nivel internacional en mi categoría, pero no es imposible. Tengo mucha fe en que puedo lograr cosas buenas y mejorar lo que hizo Iridia Salazar en menos de 57 kilos.

Desde que ella se fue no se ha dado un resultado destacado, por lo tanto, espero emular los logros que ella alcanzó. Irida es como mi ídolo, porque es de mi misma categoría y si ella lo hizo posible, también yo puedo hacerlo.

Como juvenil, ¿cuál fue el camino que recorriste?

Solo tuve la oportunidad de un proceso que fue el Campeonato Panamericano Juvenil, donde gané bronce en Aguascalientes 2015. En el México Open de este año logré plata y tuve combates muy difíciles contra taekwondoínes nacionales y de otros países, por lo tanto, ahí fue donde me dijeron que podía entrenar con la selección mayor, en la que he estado desde junio, aunque solo estaba como invitada.

¿Cuál ha sido la clave para que ahora encabeces esta categoría?

Creo que el esfuerzo y el empeño que le he puesto, ya que no me he conformado con solo estar en selección juvenil, sino busqué más allá. Sabía que no sería fácil, pero me esforcé y se dio el resultado que esperaba, entrar a la selección mayor. El año pasado también participé en tres abiertos internacionales, mis primeros en adultos, en uno logré plata y en otro bronce, y tuve peleas con competidoras con nivel muy fuerte, a algunas les gané y con otras perdí, pero por una mínima diferencia.

¿Será tu momento para empezar a trabajar, subir tu ranking y pelear por llegar a unos Juegos Olímpicos?

Sí, pienso que se puede y sigo con esa mentalidad de que sí lograré llegar a Tokio 2020. Voy a dar mi mejor esfuerzo para que México vaya de nuevo en esta categoría. Mientras uno mismo le eche ganas y explote las ganas que tengo en este momento, la motivación, todo se puede hacer.

Hay que aprovecharlas al máximo. El siguiente paso será quedarme con el boleto para el Campeonato Mundial y lograr un buen resultado para colocarme bien en los rankings mundial y olímpico.