Zotoluco se despidió con la galanura de Ponce

Con un mano a mano ante Ponce, el legendario torero se despidió en la Plaza de Toros México


Eulalio López 'Zotoluco' se despidió de en La Plaza México
Eulalio López 'Zotoluco' se despidió de en La Plaza México (Daniela Magdaleno )

Ciudad de México

Zotoluco cortó una oreja en el 3°. Ponce dos en el 2° donde bordó el toreo. Los dos salieron a hombros entre la algarabía popular. Ganado bien presentado de Fernando de la Mora muy apto para los de a pie.

13ª Corrida de Temporada. Monumental Plaza de Toros México. Última y definitiva despedida de matador de toros del Zotoluco alternando en mano a mano con Enrique Ponce. Sobresaliente Luis Gallardo.

Ganado de Fernando de la Mora criado en San Juan del Río, Querétaro. Juego de los toros. Todos nobles que se prestaron para el toreo. 1° gordinflón bueno por ambos lados 2° muy bueno por el derecho 3° de carretilla 4° muy manso 5° también manso de menos presencia 6° el negrito en el arroz.

Eulalio López El Zotoluco ataviado de grana y oro, inició su faena muy pulcra y terminó al clásico estilo Zotoluquista. Mató de pinchazo y una entera. Se retiró en silencio. Con el segundo logró comprender y entender muy bien al noble toro que le repetía como una carretilla. Logró ajustarse. Pero terminó poco elegante con algunas protestas. Mató de certero estoconazo y cortó una oreja. En el de su despedida, de menos presencia, Eulalio inicio la faena de rodillas. Tanto de capa como de muleta. Posteriormente manejo bien el capote aunque se le vio un tanto brusco haciendo rodar al toro. Brindo a sus hijos y esposa. El último toro que lidió profesionalmente en su vida. Toreo muy a su estilo y la gente entregada le correspondió prendiendo su luz de su teléfono móvil, tanto que hasta él mismo lloró de emoción. Y al final lo hizo de tristeza pues desafortunadamente pinchó hasta cansarse. Escuchó un aviso. Al final, se presentaron en el ruedo  un mariachi y niños débiles visuales de la fundación que lleva su nombre para acompáñalo y agradecerle su noble gesto. Dio vuelta al ruedo con su coleta en la mano.

El valenciano Enrique Ponce vestido de tabaco y oro sorteo un primero con un lado derecho exquisito que supo aprovechar al máximo. En una faena que brindó al Zotoluco en respetuoso homenaje a su despedida. Ponce bordó el toreo especialmente por el lado derecho. Logró pegar en dos ocasiones la Poncina, ese pase que él mismo creó. Inicia con la rodilla circunflexa y da la vuelta entera al toro terminando con un cambo de mano. Esto puso de cabeza hasta los antis de Ponce. Mató de estoconazo y el Juez sin dudarlo le concedió dos orejas. Dio vuelta entre gritos ¡de torero, torero! La afición totalmente entregada. En su 2° volvió a armar la escandalera pues a un toro totalmente acobardado, le pego un faenón en toriles que será difícil de olvidar.  Una faena digna de varias pinturas de Ruano Llopis o de Diego Ramos. Pinceladas de arte llenas de maestría y valor. El toro se hizo de hueso y Ponce se canso de pincharlo. Tanto que hasta escuchó dos avisos. Y ocurrió algo inusitado. La gente obligó a Enrique a dar una vuelta al ruedo a pesar de sus desaciertos. Lo que habla de lo bien que estuvo y de el cariño que tiene en esta plaza. El que cerró plaza, un toro con deslucida embestida, Ponce supo dominarlo. Logró ajustarse y pegar dos buenas tandas y le vimos varios muletazos destacados aislados.

Mañana la gran corrida de aniversario que competirá con el espectáculo un tanto antipatriota del Super Bowl. El Juli y Morante confirmando a nuestra mejor carta, Luis David Adame.