Mexicana es la mejor esgrimista del mundo en 2016

Tania Arrayales fue reconocida como la juvenil más destacada del año

Tania Arrayales recibió el reconocimiento en Rusia
Tania Arrayales recibió el reconocimiento en Rusia (Federación Mexicana de Esgrima )

Ciudad de México

Con apenas 20 años de edad recién cumplidos, la esgrimista mexicana  Tania Arrayales terminó este año 2016, como la juvenil número uno del mundo entre todas las sablistas que pertenecen a las más de 150 federaciones nacionales que afiliadas a la Federación Internacional de esgrima (FIE).

Ella obtuvo ese primer lugar ganando importantes puntos y medallas en las diferentes copas del mundo que se celebraron en diversas ciudades alrededor del planeta durante 2016.

Basta señalar algunas que como la de Segovia España, la copa del Mundo de Plovdiv en Bulgaria, en Dormagen Alemania, en Dourdan Francia, en Sosnowiec Polonia, En San José de Costa Rica, en Udine Italia, en el campeonato panamericano en Cancún, en el campeonato mundial en Bourges en  Francia, en todas ellas, Tania brillo y se supo imponer para conseguir este galardón que la nombra oficialmente como la mejor esgrimista del Mundo en este año que termina.

Este importante reconocimiento, lo recibió  este domingo 27 de noviembre, de manos del vicepresidente de la Federación Internacional de esgrima, el italiano Giorgio Scarso en Moscú Rusia en el marco de la cena de gala que se organiza para este fin, donde también reconocieron a la Federación Mexicana de Esgrima por su trabajo y sus sobresalientes resultados. México ha sido el único país de América Latina que se ha hecho acreedor de este reconocimiento, siendo está la segunda ocasión que nuestro país lo obtiene.

Tania emergió de un plan de detección oportuna de talentos infantiles instituido por la Federación Mexicana de Esgrima en todo el país, en Baja California, este plan, lo realizó con la coordinación del instituto del Deporte de ese estado, así, la pequeña Tania empezó trabajado con el profesor Alain Tandrón en su natal Tijuana.

Inició a la edad de 10 años en la práctica de este deporte y en muy poco tiempo sobresalió por sus cualidades esgrimisticas, motivo por el cual, a la edad de 13 años, fue llamada por la Federación Mexicana de Esgrima a integrarse a las primeras generaciones de esgrimistas en el CNAR, centro de alto rendimiento y de desarrollo de talentos que pertenece  a  la Conade.