La fiesta en Oaxaca con los Juegos Autóctonos

En el XX Encuentro Nacional de Juegos Autóctonos y Tradicionales se realizan 118 actividades con la presencia de representantes de 23 entidades del país.

Ciudad de México

El XX Encuentro Nacional de Juegos Autóctonos y Tradicionales tiene como objetivo conocer más sobre dichas actividades, sus raíces, etnias, deportes y tradiciones. Cuenta con 500 participantes, representantes de 23 entidades del país, quienes realizan alrededor de 118 actividades.

Inaugurado en la Plaza de la Danza, los Juegos Autóctonos han realizado actividades como la 'carrera de bola' por parte de Chihuahua, deporte de origen rarámuri, catalogada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

Los niños rarámuris, por su parte, presentaron con sus trajes tradicionales la tradicional lucha tarahumara así como juegos de destreza mental.

Tabasco llegó con el juego originario de Chontalpa, 'corozo' donde se utilizan hojas de la planta como palas que empujan una pelota también hecha de la planta, con el fin de anotar puntos contra el equipo contrario.

De parte de San Luis Potosí, se presentó el 'olotl que vuela' elaborado con mazorcas de maíz y plumas de guajolote y el 'trompo de cuarta' al cual se tiene que golpear con un chicote para hacerlo girar.

Sinaloa mostró la disciplina milenaria 'ulama' en modalidades de cadera y mazo.

Las actividades continúan esta tarde con juegos tradicionales, talleres en el Zócalo de la Ciudad y exhibiciones nocturnas de carrea de bola, las cuales partirán del templo de Santo Domingo al Zócalo de Oaxaca.

Asimismo, se presentará la premier documental "Pasajuego: Etnografía, migración e identidad de los Pueblos Oaxaqueños a través de la pelota mixteca".