Elección de abanderado de EEUU en Pyeongchang genera polémica

Luego de que el ganador saliera de un lanzamiento de moneda, el patinador Shani Davis mostró su inconformidad

El patinador Shani Davis
El patinador Shani Davis (Reuters )

Washington

El sorteo a cara o cruz que resultó en la elección de Erin Hamlin como abanderada de Estados Unidos en los Juegos Olímpicos de invierno provocó hoy la protesta de Shani Davis, quien era uno de los candidatos a llevar la bandera norteamericana en la ceremonia de inauguración.

Davis, dos veces medallista de oro en patinaje de velocidad, criticó en particular el método de lanzar una moneda al aire para definir al abanderado, después de quedar empatado junto a Hamlin, con cuatro apoyos cada uno, en la votación.

"El @TeamUSA lanzó deshonrosamente una moneda al aire para decidir su abanderado en 2018", dijo Davis en su cuenta de Twitter, después de recordar sus méritos como el primer estadounidense en retener el título de los 1000 metros, que ganó tanto en 2006 como en 2010.

Añadió Davis, sin embargo, que la decisión no le resultaba un problema, porque podía "esperar hasta 2022".

El atleta, pareció sugerir que el color de piel jugó un rol al agregar la etiqueta del Mes de la Historia Afroamericana, que conmemora la contribución de los negros a la historia del país.

En los Juegos Olímpicos de invierno que Turín organizó en 2006, Davis se convirtió en el primer atleta negro en ganar una medalla de oro en la historia del certamen.

Hamlin, que ganó el sorteo, es mujer, blanca y una de las favoritas en la prueba de luge, una modalidad de la que fue campeona mundial en dos ocasiones. Además, ganó la medalla de bronce en Sochi 2014. La de Pyeongchang será su última participación en el certamen.

En la elección, que tenía ocho candidatos, Hamlin y Davis quedaron empatados tras una votación en la que participaron las federaciones de deportes invernales en los que Estados Unidos competirá.