Vuelve la confianza para Édgar Rivera

El saltador de altura volvió a dar una marca que le servirá para retomar la seguridad en este ciclo olímpico, luego de que Río 2016 no fue lo esperado


Édgar Rivera, saltador de altura
Édgar Rivera, saltador de altura (Conade)

Ciudad de México

Édgar Rivera consiguió hace unos días la marca para asistir al Campeonato Mundial de este año en Londres, Inglaterra, tras realizar un salto de 2.30 metros, distancia que le da al sonorense una mayor motivación para enfrentar otro ciclo olímpico en su carrera deportiva.

Rivera no alcanzaba desde hace un año esa marca e incluso en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro 2016 se quedó con un mal sabor de boca ya que solo pudo realizar 2.17 metros, pero ahora tras haber conseguido la marca mundial en un evento en República Checa, sus expectativas en este año vuelven a ser altas.

Édgar sigue con su preparación en Alemania, donde ha permanecido durante varios meses y así lo hará hasta que pase el Campeonato Mundial en agosto.

-¿Qué tan buena es la marca lograda?

Esa marca de 2.30 metros me coloca hasta ahora en el tercer lugar del mundo, aunque apenas van dos meses en el año. Arriba de esa distancia se puede decir que no son muchos latinos que saltan eso al año, así que estoy muy contento porque en lo personal ratifiqué esa marca que había hecho en febrero del 2016 y eso me da confianza, porque ya estoy de nuevo en esas alturas y porque podemos ser contendientes en cualquier competencia. El año va empezando y debo ver cómo van los demás saltadores y sería muy apresurado hacer un pronóstico para el Mundial, lo único que sé es que me gustaría llegar en buena forma física y poder tener un buen desempeño.

-¿Qué te dejó el ciclo olímpico anterior?

Fueron varias competencias y varias experiencias como los Juegos Centroamericanos de Veracruz en el 2014, Juegos Panamericanos de Toronto 2015 y Juegos Olímpicos de Río 2016, así que fue un ciclo largo y a lo mejor los resultados no fueron como los imaginé, sobre todo en Olímpicos, pero trato de ver el lado bueno y tomar un aprendizaje en cada competencia, y creo que en Río cumplí un sueño de estar en una justa así. Justo después de la competencia me sentí muy mal, ya que pude estar en la gloria y en lo más bajo. Esas pasiones que me hace vivir el deporte hay que agradecerse, por lo tanto seguiré con esta disciplina que me gusta.

-¿Estás listo para otro ciclo olímpico?

El ciclo apenas empieza y son otros cuatro años donde hay que ir año con año, practicar y ejecutar bien en las competencias. Este año tenemos el Mundial en Londres y ya se logró la clasificación por lo que espero tener una buena preparación y llegar con buen nivel a esa justa y tener un gran desempeño. El año que viene comienzan las competencias importantes del ciclo olímpico y donde quiero demostrarme que hay una mejora en mis resultados y que vamos avanzando, para así llegar a los Olímpicos de Tokio 2020 con confianza y en buena forma. Soy consciente que el deporte no es para siempre y el cuerpo a veces se cansa, por lo tanto, creo que en Tokio voy a tener buena edad para competir a alto nivel, entonces espero saber llevar una buena preparación y planificación para llegar con todo allá.

-¿Dónde mantienes tus entrenamientos?

Sigo entrenando en Alemania y el plan es estar, por lo menos, hasta agosto, con mi compañero de equipo, Luis Castro de Puerto Rico, y estoy contento. Las cosas han funcionado y no he visto  ninguna razón para cambiar mi sede de entrenamiento, entonces estaré aquí.