Doshas: el fundamento energético del cuerpo

Yoga y ayurveda para el hinduismo son ciencias hermanas que trabajan para un mismo propósito: lograr la sanación física y mental para eventualmente alcanzar la liberación espiritual

Doshas: el fundamento energético del cuerpo
(Especial )

Ciudad de México

Si miramos con detenimiento la sabiduría ancestral podemos quedar muy sorprendidos de todo lo que se conoce desde hace miles de años y que la ciencia occidental ha descubierto hace muy poco. Dice una de las leyes de la física moderna que la energía no se crea ni se destruye, sino que solo se transforma, pues esa noción es la base de la medicina ayurvédica desde hace más de 8 mil años.

Se sabe que al cuerpo humano lo forman las cinco fuerzas elementales de la naturaleza condensadas: Tierra, Agua, Fuego, Aire y Éter, y éstas, combinadas, integran las llamadas Doshas o humores vitales. Ayurveda significa ciencia de la vida y su propósito es entender la manifestación en cada individuo de estas fuerzas y la manera de mantenerlas en equilibrio.

Como explica la página adharayoga.com, “desde que el universo fue creado estas fuerzas han hecho posible la evolución del mundo, debido a sus fases de acumulación (agua), movimiento (aire) y transformación (fuego) provocando todo tipo de cambios en la tierra y en los seres vivos que la habitan.

“Dado que las fuerzas vitales no tienen freno por sí mismas y siempre se irían acumulando obteniendo más fuerza pudiendo ser peligrosas, la naturaleza ha creado un mecanismo de equilibrio: las estaciones del año (invierno, verano, primavera y otoño), las cuales regulan las citadas fases. De esta forma, la vida existe gracias al movimiento continuo de las fuerzas que la promueven”.

TE RECOMENDAMOS: Doshas: el fundamento energético.

La expresión única de estas energías en el cuerpo, sumada a las tres cualidades sutiles de equilibrio (satva), actividad (rajas) e inercia (tamas), se determina en la concepción. Toda experiencia humana, ya sea emocional, física o ambiental, tiene un efecto sobre el equilibrio de las tres doshas, y aunque las tres están presentes en cada individuo, siempre hay una que predomina.

VATA, PITTA Y KAPHA

Así, a las doshas se les denomina Vata, Pitta y Kapha. Éter, aire y rajas forman Vata; fuego, agua y satwa forman Pitta y agua, tierra y tamas forman Kapha. Y aunque las doshas regulan miles de funciones diferentes en el sistema mente-cuerpo, cumplen con tres acciones básicas:

“Vata es responsable del movimiento. Produce y distribuye el aire vital que está dentro del cuerpo. En forma amplia, es el accionar del sistema nervioso y representa la modalidad de la pasión o raja guna. Pitta es responsable de la digestión y metabolismo. Es el principio de energía que produce o distribuye el fuego vital que está dentro del cuerpo y se traduce también como bilis.

“En forma amplia, conforma el sistema metabólico y representa la modalidad de la bondad o sattva guna. Finalmente kapha es responsable de la estructura. Es el principio de energía que produce y distribuye la sustancia sólida que construye el cuerpo. Además, se traduce también como agua biológica, flema o moco, se la identifica con el sistema excretor y representa la modalidad de la ignorancia o tama guna”.

Todas las actividades, rasgos físicos y de personalidad y funciones del cuerpo y de la mente, dependen del estado normal o desequilibrio de estas tres doshas.