Equipo de lucha de EU viajará a Irán pese a orden de Trump

La selección estadunidense competirá en la Copa Mundial de estilo libre, que se disputará este 16 y 17 de febrero en Kermansah

Jordan Burroughs, miembro del equipo de lucha estadunidense
Jordan Burroughs, miembro del equipo de lucha estadunidense (AP)

Ciudad de México

El equipo estadunidense de lucha planea competir el próximo mes en Irán, uno de los siete países de mayoría musulmana cuyos ciudadanos no pueden viajar a Estados Unidos por una orden ejecutiva del presidente Donald Trump, anunció el director ejecutivo de la Federación de Lucha de Estados Unidos el lunes.

Rich Bender dijo a The Associated Press que los estadounidenses tienen "toda la intención" de viajar a Kermanshah para participar en la Copa Mundial estilo libre para hombres del 16 y 17 de febrero. Bender agregó que las autoridades iraníes han garantizado a la federación de Estados Unidos que sus solicitudes reciben atención especial.

El viaje programado a Irán será la primera prueba importante para atletas estadounidenses que visiten uno de los siete países afectados por la prohibición de 90 días ordenada por Trump la semana pasada.

"Vamos a respetar las leyes y órdenes de quienes asumen cargos de líderes en el gobierno y resolveremos cómo adoptarlas y trabajar con ellos para conseguir la documentación adecuada para que sus atletas puedan venir y nosotros podamos ir", detalló Bender.

A través de la agencia de noticias estatal IRNA, el vicepresidente de Irán declaró el lunes que la orden ejecutiva de Trump fue "ilegal, inhumana y contra los derechos humanos".

Estados Unidos e Irán —dos de las potencias en lucha a nivel mundial— han encontrado por mucho tiempo un punto de encuentro en el tatami. La selección estadounidense de lucha fue el primer equipo deportivo de su país en competir en Irán en cerca de 20 años en 1998, y el equipo iraní ha competido en Estados Unidos en 16 ocasiones desde la década de 1990.

"A través de una larga y profunda historia, la lucha ha demostrado estar por encima de la política y seguir firme pese a los desacuerdos gubernamentales", afirmó Bender. "Esa es la belleza del deporte y del movimiento olímpico. Se trata de la competencia, no de política".

El equipo estadounidense planea enviar a 13 luchadores, dos entrenadores, un réferi, un miembro del cuerpo médico, un camarógrafo y otros delegados a Kermanshah, que se encuentra en el oeste de Irán a cerca de 500 kilómetros (310,5 millas) al suroeste de Teherán.

Las Copas Mundiales anuales para cada disciplina se encuentran entre los torneos de mayor prestigio en el mundo. Irán también será la sede de la Copa Mundial de Lucha Grecorromana en Teherán en marzo.