UVM, a detonar el deporte en México

La Universidad del Valle de México trabaja en un proyecto en el cual presentarán todas las vertientes que alejan al país de ser un éxito deportivo

Dieter Holtz Wedde, Presidente y Director General de Laureate Education México
Dieter Holtz Wedde, Presidente y Director General de Laureate Education México (Iván López )

Ciudad de México

En México se sueña que el deporte obtenga resultados satisfactorios en eventos internacionales, llámense mundiales, copas del mundo o Juegos Olímpicos, pero muchas veces eso se queda en un sueño. ¿Qué se puede hacer para cambiar la historia?

Esa ha sido una pregunta que por años se ha hecho pero que nadie se ha atrevido a responder con un verdadero trabajo de análisis, de estudio que esté respaldado con experiencias y estadísticas. Por ello, la Universidad del Valle de México realiza una investigación donde se englobarán todas las variantes que se requieren para que no solo se sea exitoso en competencias internacionales o que se tengan a más deportistas de alto rendimiento, sino que cree una verdadera cultura deportiva en todas las escalas de la sociedad mexicana.

"Es muy fácil mirar el pasado y hablar de las decisiones que se tomaron, lo difícil es el día de hoy tomar decisiones para el futuro. Ya no es tiempo de echar culpas, ya no es tiempo de justificar el porqué México se encuentra en esta situación deportiva. Debemos buscar razones para tomar decisiones y poder cambiar las cosas, crear una metamorfosis social, cultural, económica, deportiva y legislativa, todo con el objetivo de que nos podamos avanzar México tiene en este momento oportunidades para reinventarse", explicó Dieter Holtz Wedde, Presidente y Director General de Laureate Education México, quien encabeza este proyecto.

"Nosotros como sistema educativo entendemos la importancia del deporte para el país gracias a nuestro acercamiento con otras universidades de otros países, que han sabido administrar su deporte como detonante social no sólo para lograr medallas olímpicas sino también para lograr un detonante social positivo. Ahí es donde nos damos cuenta que tenemos una gran responsabilidad como institución educativa de buscar la manera en la cual se utiliza el deporte y la activación física para beneficiar al país, para beneficiar a las nuevas generaciones y generar realmente un desarrollo integral", continuó.

Por eso mismo surgió la inquietud de presentar este trabajo, que se calcula estará terminado para finales de marzo. Los resultados van a estar a disposición de autoridades de todos los niveles y del público en general, ya que, consideran, es necesario que todos participen.

Este trabajo ha encontrado muchas realidades, una de ellas resulta dura: "tenemos una tesis que fue comprobada por el Centro de opinión pública de la UVM, donde detectamos un punto medular que es la falta de credibilidad en el sistema deportivo mexicano", continuó Holtz, quien fue más a fondo.

"En este documento estamos validando nuestra tesis de que la credibilidad en el deporte mexicano es muy baja y por ende poca gente busca practicar el deporte porque no sabe dónde, no sabe quién lo va a auspiciar, no sabe quién lo va a fomentar y quién va a administrar esa pasión que las familias luego le inyecta a que sus hijos practiquen un deporte. Eso nos deja ver que los mexicanos no creen que la parte administrativa del deporte los va a ayudar a iniciar una carrera deportiva hacia el alto rendimiento".

Al no tener ese primer paso, es limitada la población que entra al deporte con este objetivo y contada la que llega al alto rendimiento a pesar de tener una población de más de 100 millones de mexicanos. Pero este trabajo también se enfoca a esa esfera tan exclusiva, donde hay muchas lagunas.

"Debemos de agradecer que hay ciertas federaciones hay gente que no tienen intereses oscuros y no se quieren eternizar en el poder y que buscan fomentar su deporte. Por eso hablamos de reformar la capacidad de la federación y los estatutos que rigen a las federaciones, porque todo mundo va a estar de acuerdo de que no hay una libertad de dirección en ellas, sino un cerrojo para eternizarse en el poder de ciertos federativos con muy poca capacidad gerencial. Si unes la poca capacidad gerencial, con intereses oscuros y con estatutos que les permiten dirigir a placer la manera en que son las elecciones y limitar la participación de la gente que sí podría estar involucrado por la pasión a su deporte, entonces sí estamos en una situación muy complicada", continuó.

En 2016 la Conade empezó a cuestionar a esas federaciones, ya que quiso conocer lo que se hacía con el dinero, y aunque eso provocó un cisma a distintas escalas, se ha convertido en un buen inicio, aunque se necesita ayuda legal.

"Se han dado los primeros pasos en México para cuestionar la administración de las federaciones pero llegamos a un punto muy complicado en donde hay que reformular las capacidades de las federaciones con un decreto, porque la Conade puede tener buenas intenciones pero está limitada legalmente a influir la correcta administración del deporte a través de sus federaciones".

En este trabajo también se desglosará la importancia de la participación de la iniciativa privada, que se encuentra lejos del deporte ya que no cuenta con una certeza sobre el uso que se le daría a la inversión que hagan.

La gran relación que tiene la UVM con instituciones educativas de otros países, le ha permitido acceder a información sobre la manera en que se ha trabajado allá para crear una cultura deportiva, teniendo casos específicos como España, Gran Bretaña y Brasil.

Dieter explicó que, de poder tener una total entrega de todos los niveles para desarrollar este proyecto, los resultados serán grandes, pero uno de los primeros requisitos es tiempo y continuidad. Si se consiguen, los números pueden darse en todos los ámbitos:

"El éxito del deporte no está en siete y ocho medallas olímpicas, está en que tengamos cuando menos a 10 millones de niños y jóvenes afiliados a las diferentes federaciones deportivas. Ahí está el verdadero poder de medir el éxito del deporte y de una gestión deportiva, no en las medallas, porque creemos que México tiene la capacidad de lograr de 15 a 20 preseas. Aun así, para que todo eso se logre, se requiere de tres a cuatro ciclos olímpicos".