Un comienzo tranquilo para Diego del Real

El lanzador no apresura su ritmo competitivo, y va paso a paso para llegar a la gira internacional al cien por ciento de su capacidad

Diego del Real en competencia
Diego del Real en competencia (Mexsport)

Ciudad de México

Después de haberse quedado con el cuarto lugar en los pasados Juegos Olímpicos de Río de Janeiro, Diego del Real se ha tomado con calma regresar al 100 por ciento a las competencias, ya que no quiere apresurar su rendimiento deportivo porque podría perjudicarlo en una lesión y así perderse los eventos oficiales de este ciclo olímpico.

El regiomontano ha intentado en varias ocasiones dar la marca para el Campeonato Mundial, a realizarse del 5 al 13 de agosto en Londres, el más reciente fue en la Gala Atlética de Michoacán, el 18 de marzo, donde registró una distancia de 73.70 metros, además una semana antes, en el encuentro atlético celebrado en el Centro Deportivo Olímpico Mexicano, hizo un lanzamiento de 71.71 metros, pero para ganarse su pase a la justa mundialista necesita 76 metros.

Del Real confía que en la gira internacional pueda conseguir ese boleto y así estar en su primer Mundial donde buscará ese resultado destacado, pero sin precipitarse, tal como lo hizo en Río de Janeiro, en donde solo salió a disfrutar el certamen y sin darse cuenta, ya en la competencia, estuvo a punto de colgarse la medalla de bronce, lo cual hubiera sido un resultado histórico para el atletismo mexicano.

-¿Cómo te sientes en este nuevo inicio de ciclo olímpico?

Este año es transitorio porque no hay ningún evento grande como Juegos Centroamericanos, Panamericanos y Olímpicos, así hay que ser muy cuidadosos con las cargas de trabajo. Este 2017 buscaré un buen resultado en el Mundial.

-¿No te has desesperado en conseguir ese pase al Mundial?

No. A pesar de que no se ha dado la marca considero que he tenido muy buenas competencias, con excelentes lanzamientos, donde en cada uno de ellos me propuse arriesgar y lo logré. Estos eventos me han servido para afinar detalles como es el hecho del ángulo, en el martillo no solamente hay que tener velocidad, sino también precisión. No se ha logrado conseguir esa marca que hemos estado buscando. Los metros ahí están solamente es cuestión de arreglar la línea al timón.

-¿Qué competencias tendrás en puerta para conseguir ese objetivo?

Ahora en la actividad en abril seguro la obtendré. Estoy contemplando ir a las competencias de Florida, los relevos Mount Sac en California y otro evento en Los Ángeles. He estado compitiendo, pero estoy en preparación general, en la recuperación de fuerza y ya en esos certámenes vendrá ahora sí la forma deportiva donde daré mi cien por ciento. Hay que ser muy cuidadosos en este inicio del año para no lesionarse y no perderse el ciclo olímpico.

-¿Qué te dejaron los Juegos Olímpicos de Río de janeiro 2016?

Fui a esos Olímpicos para disfrutar la competencia y a pensar en lo que esto me serviría para mi carrera deportiva y lo que vendría el siguiente año. Solo tuve una sensación de emoción en el último lanzamiento, cuando me di cuenta de que únicamente faltaban dos competidores. Ahí ya fue cuando dimensioné lo que realmente sucedía y en qué situación me encontraba. Al terminar mis lanzamientos no salí celebrando, solo después cuando me iba a la zona de vestidores me cayó el veinte de que se me había escapado el bronce. Una medalla me habría cambiado la vida, pero ahora en este ciclo olímpico todas las competencias que vienen las enfrentaré con mayor madurez.