Deportistas envueltos en polémica por maltrato animal

Así como Emiliano Gamero, muchos atletas han estado en el ojo del huracán por golpear o incluso asesinar animales

Diego Armando Maradona, Emiliano Gamero y Marc Crosas se han visto envueltos en polémica por maltrato animal
Diego Armando Maradona, Emiliano Gamero y Marc Crosas se han visto envueltos en polémica por maltrato animal (Agencias/Especial)

Ciudad de México

Este martes, un nuevo caso de violencia animal se suscitó en el mundo deportivo. El rejoneador mexicano Emiliano Gamero fue captado mientras pateaba y azotaba brutalmente con un látigo a uno de sus caballos de su escuadra duranguense.

Ante los reclamos de un testigo, Gamero le contestó que no se metiera en ese asunto, pues “no eran sus caballos”, a los cuales les estaba dando “una nalgada”.

Ante la lluvia de críticas que recibió en redes sociales, el rejoneador pidió una disculpa pública a través de un vídeo en YouTube, pero las agresiones siguen dando de qué hablar.

Así como él, existen otros casos en el ámbito deportivo donde, olvidando su rol como figuras públicas y modelos a seguir, los atletas maltrataron a los animales y tuvieron que lidiar con las consecuencias.

Diego Armando Maradona

Recientemente en diciembre, la leyenda del futbol argentino fue objeto de polémica cuando posó con una cría de órix de Arabia recién cazada, una especie en peligro de extinción.

El argentino aparece en la fotografía agarrando con su mano izquierda a la criatura de las patas delanteras y con la mano derecha una escopeta.

Las críticas no se hicieron esperar y las redes sociales se incendiaron en contra de Maradona, a quien calificaron como “asesino”.

Marc Crosas

El ex centrocampista de Cruz Azul se vio involucrado en otro caso de violencia animal. Cuando el equipo español Tenerife se encontraba entrenando el verano pasado en el mar, el naturalizado mexicano mató a una cría de angelote, una especie de tiburón que se encuentra en peligro de extinción.

En la fotografía difundida se puede apreciar a Crosas con un arpón en el que estacó a la cría mientras sus compañeros lo ven. Tales acciones provocaron que se abriera un expediente para sancionarlo, mientras el futbolista pidió disculpas públicas en sus redes sociales por su comportamiento.

Sebastián Toro

En marzo de 2015, el piloto del Rally Dakar le disparó a un perro en Bogotá. De acuerdo a los informes, la dueña se encontraba en su camioneta y, en plena vía, el piloto parqueó su carro y la obstaculizó.

Toro insultó repetidas veces a la mujer, que cuando fue asistida por su hermano, quien se encontraba paseando al can, el competidor del rally sacó un arma de fuego y disparó contra el perro.

Dicha bala entró por el dorso y salió por el esternón, atravesando el pulmón y el hígado, causándole la muerte instantánea. Pese a que fue llevado a la estación de policía, Sebastián no fue sancionado debido a que la ley no protege a los animales en este tipo de situaciones.

Luis Moreno

En 2011, el defensa del Deportivo Pereira (Colombia) encontró una lechuza tirada en el terreno de juego y optó por patearla. Ese golpe mató instantáneamente al ave, mascota del Junior de Barranquilla, equipo rival en ese encuentro.

La comisión disciplinaria del país cafetalero tomó cartas en el asunto y sancionó al zaguero con dos juegos y una multa de 560 dólares,

Michael Vick

El ex mariscal de campo de los Halcones de Atlanta vio como su carrera tuvo un enorme impacto cuando en 2007 fue arrestado por organizar peleas de perros en una de sus propiedades. Las investigaciones policiacas detallaron que ese infame negocio llevaba desarrollándose por cinco años, por lo que optaron por sentenciar a Vick con 23 meses de prisión y tres años de libertad condicional.

Este caso terminó la validez de su contrato de diez años con los Falcons, estimado en 138 millones de dólares y un bono de 37 millones, uno de los más grandes en la historia del deporte.

Hristo Stoichkov

El ex futbolista del Barcelona tampoco se salvó de la polémica, cuando a mediados de 2016 se reveló una fotografía donde aparece posando junto a diversos animales que había cazado, como una cebra, una jirafa, un cocodrilo, un antílope y un búfalo.

En dichas postales, que datan de 2009, Stoichkov cazó a estos animales gracias a la empresa Take Aim Safaris, que opera en países como Zimbabue y Sudáfrica.

Los Canterbury Crusaders de Nueva Zelanda

El equipo de rugby de esta nación también apareció posando junto a una cebra muerta que cazaron de safari, los jugadores involucrados fueron Tom Taylor, Ben Funnell, los hermanos Sam y George Whitelock y Tyler Bleyendaal.

Ante las críticas, el director ejecutivo del equipo, Hamish Riach, justificó dichas acciones diciendo que se hicieron en una expedición legal.