Daniel Almanza, un corredor con causa

El corredor mexicano de gran fondo comparte la emoción de ayudar a causas benéficas mientras cumple metas personales como lo fue cruzar los 4 desiertos más importantes del mundo

Daniel Almanza corre con los rarámuris de Chihuahua
Daniel Almanza corre con los rarámuris de Chihuahua (Instagram: Daniel Almanza )

Ciudad de México

Daniel Almanza pasó a la historia en el pasado 2016 al convertirse en el primer hombre mexicano en correr los cuatro desiertos más importantes del mundo, un reto que si bien ya había conquistado una mujer de nuestro país, aún quedaba pendiente para el género masculino.

El maratonista oriundo de Monterrey, Nuevo León, se enfrascó en una aventura en la que recorrió mil kilómetros divididos entre el gran Desierto del Sahara, el Desierto Gobi March, el Atacamba Crossing y el denominado Last Desert, cada uno, con un circuito de 250 kilómetros.

"Fue un proyecto que me costó tres años prepararlo, desde el 2014 viajando a otras carreras. A nivel personal me da mucho orgullo, se oye bonito ser el primer hombre mexicano en correr los cuatro desiertos y me quedo con eso, pero no se ha logrado nada, ya tenemos el proyecto 2017-2020 y quiero seguir haciendo cosas de este tipo. Me gusta retarme a nivel personal", compartió Daniel a La Afición.

Lejos de considerarse un corredor que compite únicamente por superar sus propias metas, Daniel Almanza tiene presente la labor social que realiza con algunos de sus proyectos, y los 4 desiertos recorrido el año pasado fueron una muestra de ello.

"De ninguna manera trato de decir que soy el mejor, siempre he tenido muy claro el ligar los proyectos con una causa social, entonces creo que eso también ayuda un poquito y tratar de apoyar en lo que se pueda", dijo Almanza.

Aunque algunas personas son escépticas por el método que el regiomontano de 33 años utiliza para la recaudación de fondos, él confía en que concentrado en la parte que le toca, que es correr, pueden generarse los fondos suficientes para ayudar a quienes más lo necesitan.

"Buscamos apoyar a la educación vendiendo los mil kilómetros que corrimos en las cuatro carreras de los desiertos. Es tratar de ser un proyecto exitoso en la recaudación de fondos pero vía online. Hay mucha desconfianza de lo que es donar en línea, la gente a veces cree que al donar, uno es quien se queda con el dinero; desafortunadamente esto no estaba en mis manos, yo solo me enfocaba en correr", compartió.

LA AGENDA PARA 2017

Aunque Daniel, realiza proyectos de tres años con el fin de "trabajar más relajado", no significa que el año que recién comienza vaya a estar del todo tranquilo, pues tiene cinco metas importantes, siempre con la intención de seguir aportando a causas sociales.

"Me gusta hacer proyectos de tres años, creo que trabajas mucho mejor, trabajas más relajado, pero en este año vienen 5 cosas muy interesantes. Empezamos en mayo, con una carrera en Guadalajara que se llama Wings for Life, es una carrera con causa, se corre en una ciudad pero no tiene una meta, se corre en varios países al mismo tiempo", comentó.

Después irá a Chihuahua a correr con los rarámuris para posteriormente enfrascarse en un reto donde desea hacer historia en su propio estado.

"Tenemos un proyecto muy interesante para Nuevo León, es correr el estado de punta a punta, de frontera a frontera, algo que nadie lo ha hecho, esperemos ser el primer regio y el primer mexicano en correr un estado. Quiero que en el transcurso del recorrido, de más de 600 kilómetros, por los municipios que pasemos poder ayudar a alguna asociación", dijo el maratonista.

Completan el calendario dos retos muy importantes fuera del país, los cuales son correr un par de carreras de 100 millas en las cercanías del Monte Everest y el Himalaya; además de los diversos maratones que acostumbra correr año con año, como el de la Ciudad de México, el de Torreón y el de Monterrey.