Conade con presupuesto amarrado

La Comisión Nacional de Cultura Física y Deporte ha recibido peticiones de 45 federaciones para que sus deportistas asistan a diversos campamentos y competencias, lo cual tendría un costo aproximado de 454 millones de pesos, gasto que el organismo busca recortar.

Alfredo Castillo, director de la Conade
Alfredo Castillo, director de la Conade (Imago7)

Ciudad de México

La forma de otorgar el presupuesto del gobierno federal a las federaciones deportivas ha cambiado con el paso de las administraciones de la Comisión Nacional de Cultura Física y Deporte (Conade), con la finalidad que las asociaciones civiles no despilfarren el dinero que se les da cada año.

Incluso en la administración actual de Alfredo Castillo han salido a la luz los recursos que no han comprobado algunas federaciones en años anteriores, como la Mexicana de Asociaciones de Atletismo, la de tiro con arco, la de boxeo y la de beisbol.

Cuando Jesús Mena estaba al frente del organismo, con su iniciativa de profesionalizar las federaciones deportivas, comenzó a frenar las entregas de recursos a las asociaciones, exigiéndoles que comprobaran la forma en que gastaban los recursos federales, ya que había anomalías.

Para este año, la Conade tendrá un estricto control para otorgar el presupuesto a las federaciones, el cual se basará en las necesidades que tengan para su preparación y analizará si es viable que asistan a las competencias que soliciten.

“Este año, 45 deportes nos pidieron en total 215 campamentos y 670 competencias internacionales, mismos que representan 454 millones de pesos; hicimos un primer análisis y empezamos a valorarlo, agrupando al presupuesto y observando aquellos eventos que son necesarios para la preparación y que garantizan que, de alguna manera, nuestros deportistas compitan con éxito, y estamos hablando de mil 284 atletas seleccionados”, declaró Valentín Yanes, subdirector de Calidad para el Deporte en Conade.

Sin embargo, el directivo mencionó que ese presupuesto no está al alcance de la Conade, por lo tanto, habrá un recorte de alrededor del 50 por ciento respecto a estas peticiones.

El número de campamentos y competencias queremos dejarlo en 145 millones de pesos, disminuyéndolos significativamente y pensando que con eso vamos a cumplir con la preparación, hay Tiro con arco, en la mira que ver cómo se va comportando esta preparación, es una forma de cualificar los recursos, de aplicarlos con un criterio técnico y metodológico, para que el dinero se optimice”, mencionó.

RECURSOS POR RESULTADOS

 Además, la Conade verá si los campamentos o las competencias fueron productivos para el atleta, de ser así se le seguirá apoyando, y en caso contrario, se quedará a entrenar en México.

“Estamos aplicando la comprobación técnica para verificar que se cumplió con el objetivo; es decir, que digan ‘voy a un campamento a Italia’ porque hay mejores instalaciones, y lo confirma, todo está bien, pero si la gente no hizo la preparación, se le exige quedarse a entrenar en el país. La manera de dar el dinero es más estricta y tiene mejor seguimiento, trabajamos cerca de las federaciones y de los deportistas, y vigilamos que el recurso sea aplicado de manera objetiva, en beneficio de ellos”.

Antes, las federaciones nacionales solicitaban una partida presupuestal y se les otorgaba para que ellas hicieran el manejo a su antojo, pero ahora ya no será así.

“La federación se debe acercar con un programa de trabajo, donde diga que tiene esos eventos y atletas, y argumentar que esa preparación le ayudará en cada certamen; por lo tanto, hacemos la valoración y después discutiremos con las federaciones. Tenemos que cambiar las cosas, porque hace unos años teníamos 7 mil millones de presupuesto y ahora solo 2 mil, no podemos seguir con el mismo criterio tan abundante y abierto, si no cualificamos la aplicación de recursos, esto no va a garantizar que haya mejores resultados”, explicó Yanes.

Además, resaltó que la preparación que manejan las federaciones en este 2017 es también para mejorar de cara a las dos competencias fundamentales del siguiente año.

“Preparar o atender a 700 atletas para unos Juegos Centroamericanos es más costoso que hacerlo con los 120 que fueron a Olímpicos, cualquier presupuesto en el de porte de alto rendimiento no cubre las necesidades y esto requiere de un estudio y análisis, de una prioridad que se establece y se realiza en los países del mundo, en función del nivel de cada deporte para establecer un presupuesto”, explicó Yanes.

Por otra parte, el directivo mencionó que los entrenadores que hay para el alto rendimiento representan también un gasto fuerte para el gobierno federal.

“Son necesidades, tenemos dos nóminas, los que están en el programa de Fodepar (Fondo para el deporte de alto rendimiento) y los que están en las federaciones. En el Fodepar tenemos 242 entrenadores y esto cuesta trimestralmente 18 millones de pesos y de manera anual son 112 millones, ahí también se incluye a los médicos, fisiatras, psicólogos, es el apoyo a los atletas; hay nómina de entrenadores que no está en Fodepar y que son 243, eso significa 44 millones de pesos al año, pero eso lo hacemos en función del número de atletas que tenemos seleccionados y los eventos”, subrayó Yanes.

Y fue más allá:

“No es lo mismo trabajar con atletismo que con balonmano, ahí necesito a un entrenador que trabaje con el equipo, y en el primero a 15 o 18; tengo que evaluar la cantidad del grupo de trabajo que tiene y la característica de cada deporte”.