COI no impondrá más sanciones a Lochte

Tras el incidente en Río, Ryan Lochte piensa regresar a la próxima gran justa como “una mejor persona y nadador”


Ryan Lochte, nadador estadunidense
Ryan Lochte, nadador estadunidense (Reuters)

Ciudad de México

El nadador estadounidense Ryan Lochte no recibirá castigo adicional de parte del Comité Olímpico Internacional por haber mentido al afirmar que fue víctima de un asalto a mano armada durante los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro.

El COI consideró "adecuado" que el Comité Olímpico de Estados Unidos (USOC por sus siglas en inglés)haya suspendido al nadador por 10 meses y le haya retirado los 100 mil dólares en bonos que obtuvo por su medalla de oro en los Olímpicos. Lochte se perderá el campeonato mundial de natación de 2017.

El COI agregó que su panel disciplinario decidió que "no era necesaria una sanción adicional de su parte".

El panel del COI también aceptó las suspensiones de cuatro meses impuestas a Gunnar Bentz, Jack Conger y Jimmy Feigen, compañeros de Lochte. Los cuatro quedan separados de la delegación estadounidense que visitará la Casa Blanca.

Lochte y sus compañeros, estuvieron involucrados en un episodio de embriaguez una madrugada en una gasolinera en Brasil durante los Juegos de Río antes de afirmar que fueron amenazados con armas de fuego y asaltados.

El USOC y la federación estadounidense de natación anunciaron las sanciones el pasado jueves. Lochte no recibirá el financiamiento mensual de ninguna de estas organizaciones, no puede entrar a los centros de entrenamiento del USOC y debe cumplir con 20 horas de servicio comunitario.

Pero todo eso palidece en comparación con lo que Lochte perdió el mes pasado cuando varios patrocinadores importantes, incluidos Speedo y Ralph Lauren, abandonaron al atleta de 32 años tras sus acciones en la gasolinera. Se estima el golpe financiero de esas pérdidas en alrededor de un millón de dólares.

Lochte confirma su asistencia a Tokio 2020

El hecho que protagonizó el nadador en los pasados Juegos Olímpicos de Río 2016 le generó un cumulo de sanciones por parte del Comité Olímpico de su país, así como del COI, sin embargo Lochte reconoce su error y aspira estar a punto para la proxima competición:Tokio 2020.

En entrevista ppara el programa estadunidense “Ellen DeGeneres Show ” el criticado deportista aseguró que “Cuando vuelva seré una mejor persona y nadador”, luego de la sanción impuesta pro la federación estadunidense de Natación de marginarlo un año de toda competición.

Lochte confrimó en el show que “definitivamente quiero ir a Tokio” sede de los proximos Juegos Olímpicos y descisión que tomó gracias al respaldo de su familia, amigos y el multimedallista Michael Phelps, cuando pensaba alejar definitivamente de la alberca.