En los clavados, el salto será para el futuro

La dupla de Germán Sánchez e Iván García dejará de lado el clavado que los llevó a la medalla olímpica en Londres, aunque en el Mundial podrían volverlo a tirar.


Germán Sánchez e Iván García, sincronizados tras realizar un clavado
Germán Sánchez e Iván García, sincronizados tras realizar un clavado (EFE )

Ciudad de México

El clavado de cuatro y media vueltas adentro en posición C que les dio la medalla de plata en los Juegos Olímpicos de Londres 2012 ha sido un dolor de cabeza para Iván García y Germán Sánchez, ya que desde que retomaron ese salto en los sincronizados en 2014 no les ha vuelto a dar frutos.

“No lo vamos a hacer mañana (hoy) en la Serie Mundial, lo quitamos, porque no nos ha dado los puntos que queremos y nos hace falta entrenarlo más en el sincronizado.

"Sin ese salto podemos asegurar los pasesal Mundial y a Panamericanos, y buscar un buen lugar en la Serie Mundial” GERMÁN SÁNCHEZ Clavadista mexicano.


Con tanta competencia que hemos tenido a veces interrumpimos las prácticas y no podemos hacer tantas repeticiones. Habrá dos selectivos nacionales, uno para Panamericanos y otro para el Mundial y eso nos perjudicó un poco al meter mayor cantidad de volumen en el entrenamiento”, declaró Germán Sánchez.

Sin embargo, este clavado de 4.1 grados de di­ficultad les ha ayudado a subir al podio de manera individual; por ejemplo Iván García obtuvo el bronce en la Copa del Mundo del 2014 en Shanghái y recientemente.

Germán Sánchez logró la plata en la fecha de Kazán en la Serie Mundial de este año. “En individual estamos mejor y no sé por qué, a lo mejor son los ritmos, tener al lado a Iván me obliga a cambiar mis movimientos para hacerlos como él, y a lo mejor a Iván le hace falta más con­fianza, así que a trabajar, no hay de otra”, dijo Sánchez.

Germán y García solo han participado este 2015 en la Serie Mundial y en las cinco fechas que han metido ese clavado en sincronizados ha sido con malas cali­ficaciones.

"Lo volveremos a presentaren el Mundial, porque antes de ese evento tendremos dos semanas” IVÁN BAUTISTA Entrenador nacional.


Por ejemplo, en la primera fecha de Pekín, China, recibieron cali­ficaciones de 4.0 y 5.0, y en la etapa de Windsor, Canadá, lograron 5.0 y 6.5.

“Ese clavado está descartado en esta competencia, ya que estuvo en evaluación en las pasadas cinco fechas y hace falta trabajarlo, ahora recurriremos a un salto de menor grado de di­ficultad que son las tres y media vueltas atrás en posición C que vale 3.3 de grado de difi­cultad, y a ver si con ese salto hay podio y tengo la esperanza de que así sea, con una puntuación por arriba de los 430 puntos”, explicó el entrenador Iván Bautista.

Por lo tanto, Sánchez indicó que en los selectivos internos buscarán los pases a Panamericanos y al Mundial sin ese clavado, pero seguirán preparándolo para el Mundial de Kazán, Rusia.

“Este clavado es clave, lo haces bien y te levanta, te manda al podio, entonces hay que entrenarlo. En Juegos Olímpicos ejecutamos ese salto, así como lo entrenábamos, con cali­ficación de 7.5 y 8.5 y obtuvimos la plata”, señaló.

“Hay que hacernos un espacio y trabajar para que nos salga. Mi entrenador apuesta por ese clavado y nosotros también, además nuestro cuerpo nos permite hacerlo bien pero nos falta practicarlo”, concluyó el Duva.

SIN TRABAJO EN PAREJA

La entrenadora de Paola Espinosa, la china Ma Jin, ha comenzado a mostrar su preocupación porque Alejandra Orozco y su pupila ya no han trabajado juntas para lograr una buena sincronización de cara a Juegos Panamericanos y al Campeonato Mundial.

“En sincronizados le estamos poniendo más atención al de tres metros, porque como Alejandra (Orozco) no está con nosotras para 10, no podemos mejorar la técnica. La salida de ambas es diferente porque ella subió mucho de peso y se ven distintas.

China es muy fuerte, ahora está Malasia, Gran Bretaña y no es tan fácil ganar medalla (como en 2012)”, dijo Ma Jin. La entrenadora mencionó que Espinosa no tiene de otra, más que competir con Alejandra en los selectivos internos. “Quiero más trabajo juntas, si no lo hacemos estamos perdiendo el tiempo de Paola”.