Casandra Ascencio invita a Jalisco a que sueñen con las Tapatías

Es una de la figuras de las Tapatías, equipo de basquetbol que pone a Jalisco en alto en la Liga Mexicana de Baloncesto Profesional Femenil. 

Casandra Ascencio es una de la figuras de las Tapatías, equipo de basquetbol
Casandra Ascencio es una de la figuras de las Tapatías, equipo de basquetbol (Fernando Carranza)

Guadalajara

Su ídolo es Stephen Curry. No es para menos. Rapidez, tiro de larga distancia y entrega total dentro de la duela, son algunas de su cualidades. Casandra Ascencio es una de la figuras de las Tapatías, equipo de basquetbol que pone a Jalisco en alto en la Liga Mexicana de Baloncesto Profesional Femenil.

A su corta edad ya conoce las mieles de lo que es representar a su país, no ha sido fácil pues una lesión mientras estaba en la Universidad le hizo dudar ante los comentarios negativos de gente que no creía en su regreso. Hoy, vive su primer año con las Tapatías y se dice feliz por el recibimiento que le han dado.

"Me he siento muy agusto, me han recibido muy bien. Es mi primer año con Tapatías, estoy muy contenta, más por que se vive un ambiente muy familiar, me toca compartir cancha con mi hermana, es algo muy padre, se juntan sentimientos y haces lo que te gusta".

Para Casandra, no hay palabras que le ayuden a describir el agradecimiento por un proyecto nuevo en el que se le hayan abierto las puertas, ahora, quiere retribuir ese voto de confianza junto al resto de sus compañeras con un título.

"Somos una familia, hasta la gente que viene y se presenta dice que siente que sus hijas o sus sobrinas son las que están jugando, somos un equipo muy unido y que siempre vamos a dar el máximo en la cancha. Estamos trabajando para eso (lograr el campeonato). Ningún equipo entrena para ver qué resultado llega, creo que el hecho de que la gente que apoya y mete a veces de su bolsa, esperan que el equipo llegue a lo máximo, queremos sorprender a todos y llegar por el campeonato".

¿Qué es lo más difícil lo que te has enfrentado?


"El que digan: 'ay no, son mujeres, que flojera', 'a las mujeres no las queremos apoyar' o el hecho de que te cierren puertas o no haya patrocinio para mujeres. Eso es lo que hemos tenido que afrontar, pero gracias a Dios existe gente que cree y ha estado apoyando este proyecto. Cuando estaba en sub-17 me fui a probar para ir a Selección y me cerraron puertas por mi estatura, porque no estaba en lo que buscaban. En Selección siempre han existido ese tipo de cosas y ese año se dio más, cuando se dejaron de eso y buscaron a quien se quisiera ganar su lugar, ese día se dieron cuenta que era una cosa diferente".

¿Cómo fue el representar a tu país?


"Lo hago desde los 9 años, son como 17 años los que llevo practicando. Empecé odiándolo porque me parecía un deporte muy agresivo, pero mi familia me lo fue metiendo y le tomé el gusto hasta que se hace un estilo de vida. Fue todo un honor, lo pienso y la piel se me pone chinita, creo que es algo para lo que toda jugadora trabaja y a lo que quiere llegar. Ponerte el nombre de México en el pecho es algo muy importante para mí y para mi familia".

Es así como las Tapatías afrontan un fin de semana crucial en el inicio de la segunda parte de la temporada de basquetbol femenil, este sábado y mañana domingo recibirán a Lobas de Aguascalientes que marcha tercero en la conferencia Bajío-Occidente, choque del que esperan salir bien libradas.

"El básquet siempre tiene segundas oportunidades, hay revancha. Nos merecemos esta serie, hemos trabajado muy duro. Esta preparación ha estado un poco más intensa y más porque ya es la segunda vuelta de la temporada, pero lo hemos hecho muy bien, hemos entrenado muy duro y nos hemos estado exigiendo entre nosotras, creo que va a ser una buena serie".

A la gente no queda más que dejarle una invitación abierta que se sumen a un proyecto que es ambicioso y que quiere demostrar que en estas tierras no todo es futbol.

"Ojalá nos apoyen, que crean en este proyecto. Que hay gente que cree en el deporte y más en el femenil, no se van a arrepentir, que el hecho de que vengan y nos vean ya es un primer paso. La afición siempre es el sexto jugador más importante. Tenerlos aquí y que crean en nosotros también es una motivación para dar lo mejor de nosotros", finalizó.