CdMx 'arde' con la segunda carrera de los Diablos Rojos

El equipo capitalino de la Liga Mexicana de Beisbol salió del diamante para invadir las calles de la Ciudad de México con la organización de su segunda carrera

La carrera de los Diablos Rojos del México fue todo un éxito
La carrera de los Diablos Rojos del México fue todo un éxito (Diablos Rojos )

Ciudad de México

María de los Ángeles Cruz y Ricardo López ganaron este domingo la segunda carrera atlética Diablos Rojos del México, equipo de la Liga Mexicana de Beisbol que así se promueve más ante los citadinos.

Cruz Salinas cubrió los diez mil metros, recorridos en su mayoría en el circuito Paseo de la Reforma, en 41 minutos y 16 segundos, para superar a Guadalupe Correa (47:25 minutos) y Sandra Ivette Díaz (47:44).

"La victoria se la dedico a mi familia y amigas que siempre me apoyan y creen en mí. El clima estuvo excelente y el recorrido muy padre. Es mi segundo triunfo. Sí veo el beisbol de vez en cuando, además practico la natación, estudio administración. Entro al atletismo cuando ingreso a la universidad, pero nunca es tarde para hacer lo que quieres", dijo la ganadora, quien tiene más de 40 años de edad.

A su vez, Ricardo López compartió que "mi estrategia de salir un poco rápido, desacelerar, vi quienes eran los más rapiditos, me fui un rato con ellos y en determinado kilómetro ya me fui. Soy de Zitácuaro, Michoacán con mucho tiempo aquí. Sé qué Diablos Rojos es uno de los mejores equipos mexicanos. Voy a cumplir 52 años el 30 de noviembre y llevo corriendo 33".

La victoria en cinco kilómetros fue para Erick Straus, con crono de 17:33 minutos, seguido de Jason Eiker (18:02) y Jair Valencia (18:10); y en damas se impuso Catalina Trujillo con 20:49 minutos, escoltada de Dafne Pérez (20:54) y Guadalupe Natalia Sánchez (21:42).

La campeona comentó: "estoy feliz, es mi primer triunfo en dos años que llevo corriendo. La satisfacción es grande porque cumplí un objetivo. Tengo 36 años, desde chica hice ejercicio en otros deportes y no corría porque no me gustaba, me parecía aburrido, pero entré porque mi papá es maratonista y ahora lo disfruto mucho porque también hay adrenalina".