Gran disputa en TKD entre mexicanos por pase a Río

Tres taekwondoínes en -58 kilos son los que han llegado al nivel para ser atleta olímpico, pero primero deben de enfrentarse entre ellos para quedarse con el único pase

Damián Villa
Damián Villa (Mexsport)

Ciudad de México

La llegada de caras nuevas en el taekwondo mexicano es constante y con eso en cada ciclo olímpico surgen nuevas figuras que pueden tener un papel destacado en competencias internacionales, y la categoría de menos de 58 kilos es el ejemplo de esto, ya que durante este ciclo son tres atletas los que han luchado por ser el representante titular. César Rodríguez, Carlos Navarro y Damián Villa pelearán en Aguascalientes el 8 de marzo, en un formato round robin, para determinar quién se quedará con el boleto que ya se tiene en esa categoría para los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro 2016.

Cada uno de ellos llegará con su propia historia a esa evaluación interna. César tiene el estatus de haber sido quien consiguió la plaza olímpica para México, además que entre sus logros puede presumir ser campeón mundial juvenil en 2010, bronce en el Grand Prix Manchester 2014 y bronce en el Grand Prix final de la Ciudad de México 2015.

"Es emocionante el hecho de que nos vayamos a enfrentar, ya que todos somos dignos representantes de México y todos tenemos medallas internacionales. Qué bueno que México no tenga uno ni dos, sino tres competidores para ir a los Juegos Olímpicos a hacer un buen papel. Ya hemos peleado en evaluaciones, por lo que serán peleas muy cerradas y buenas, y yo creo que solo nos queda dar lo mejor", declaró Rodríguez.

Por su parte, Navarro, después de haber sido campeón mundial juvenil en el 2010, comenzó a tener logros importantes a partir del 2014 en el nivel senior subiendo constantemente al podio en los eventos internacionales. El año anterior fue el momento de mayor aprovechamiento para el atleta, ya que ganó el oro en los Juegos Panamericanos de Toronto y plata en el Grand Pirx de Moscú.

"Es el sueño de cualquier atleta poder ir a unos Juegos Olímpicos y siento que estoy bien posicionado. No será fácil, pero voy a hacer lo que hago, mis combates, mi taekwondo, además de disfrutarlo y ya ese día se decidirá quién va a la justa. Son buenos competidores, Damián y César, pero nada más trato de enfocarme en lo mío y no me preocupo por nadie más. La última vez que nos enfrentamos fue para la evaluación a Juegos Panamericanos y obviamente se me dio el resultado, pero de eso ya pasó un año y no me voy a confiar, al contrario estoy más alerta y muy motivado por lo que hice el año pasado", indicó el chihuahuense.

Damián Villa tendrá otra oportunidad de llegar a la máxima justa luego de que para Londres 2012 no asistió a pesar de haber sido él quien consiguiera el pase olímpico. El poblano bajó su rendimiento deportivo en los dos años anteriores luego de ser atacado por las lesiones. Sin embargo, llegará a la evaluación con mucha experiencia en su carrera deportiva ya que ha sido subcampeón mundial en Copenhague 2009 y logró el bronce en el Mundial de Puebla 2013, además de lograr ese mismo año otra medalla de bronce en el Grand Prix de Manchester.

"Es un año muy emotivo para mí y un año donde ya no tengo ninguna lesión luego de las que sufrí el año pasado. Simplemente por eso me siento muy motivado. Creo que los tres tenemos la posibilidad de tener una buena actuación en los Olímpicos, los tres merecemos ganar y asistir al evento. En lo personal debo de estar al 100 por ciento en cuerpo y mente para poder pelear muy bien ese día. Hay una gran ventaja, que ya nos hemos ganado entre todos, entonces quien esté en su mejor momento ese día y no cometa errores graves es el que va a ganar y espero ser yo", dijo Villa.

Desde que el taekwondo ha pertenecido al programa olímpico en Atenas 2004 siempre ha habido representación mexicana en la categoría de menos de 58 kilos. En la primera edición fue Óscar Salazar, en Pekín 2008 Guillermo Pérez y en Londres 2012 fue Diego García (primera ronda).