Cambio el panorama en el Campeonato Mundial de Golf

La promesa del golf, Justin Thomas, sorprendió al grupo de líderes y con un hoyo en uno escaló a la cima del torneo. Apunta a su cuarta victoria de la joven temporada

Justin Thomas durante su participación en el Campeonato Mundial de Golf
Justin Thomas durante su participación en el Campeonato Mundial de Golf (Imago7)

Ciudad de México

Un hoyo en uno en la bandera 13, un par tres de 186 yardas, que consiguió Justin Thomas con un fierro 6, cambió la tabla de líderes al tercer día del México Championship, fecha del World Golf Championships de la PGA.

Luego de una primera mitad en la que tuvo un birdie y un bogey, en la segunda parte del recorrido, embocó el hoyo en uno, y dos birdies más, por un solo bogey, el estadounidense de 24 años de edad se impuso arriba de nombres como Dustin Johnson, número uno del mundo, Rory McIlroy y Phil Mickelson. Al salir de la grama, firmó una tarjeta de 66 golpes, -5 bajo par para un acumulado de 201 golpes, -12.

Luego de hacer varios cálculos en el hoyo 13, Thomas tiró directo y de lleno a green, pero lo que no previó fue que botaría la pelota una sola vez y entraría directo al hoyo, enloqueciendo a los testigos.

“Puse mi confianza en ese tiro y me di cuenta porque las gradas enloquecieron”, reveló el golfista de Kentucky quien sería el primero en llegar a las cuatro victorias, en ocho participaciones, en una temporada que empezó en octubre.

Ahora como líder absoluto del torneo, Thomas aseguró no sentir presión por el hecho de tener las miradas sobre él y compartir treesome con personajes de la elite:

“Tengo experiencia jugando con grupos de nombres grandes, pero ahora será una gran experiencia. Solo tengo que salir y apegarme a mi plan. Buscar ponerme en posición para birdie. Estoy muy orgulloso de la ronda de hoy (ayer) pues le empecé a pegar muy mal a la mitad, lo manejé y pude entrar de nuevo en mi juego”, abundó el golfista que encabeza la tabla con una diferencia de un golpe sobre su más cercano competidor.

Justin Thomas aseguró que el no tiene el menor reparo, a pesar de las críticas, en cambiar cualquier elemento de su juego si es necesario, “aunque me miren como si estuviera loco”, finalizó el que saldrá en el último grupo en el cierre del México Championship.

La otra cara de la moneda

Mientras que Thomas necesitó de todo el aplomo para contener la emoción, Rory McIlroy y Phil Mickelson se mostraron decepcionados de su ronda, luego de haber caído al tercer lugar en al tabla con un acumulado de 203 golpes, -10 bajo par de campo.

“Honestamente fue una ronda decepcionante porque no jugué en la forma en la que me hubiera gustado, pues no mostré el gran trabajo que tuve el último año y medio. Pensé que ya había dejado atrás esos tiros extraños. Pero también hay elementos positivos, no estoy muy lejos y podré trabajarlo para regresar. Podría ser mucho peor la situación”, dijo Phil Mickelson quien durante su recorrido cayó en seis ocasiones lejos de fairway e incluso en una ocasión tuvo que tomar una bola nueva pues no pudo encontrarla entre la maleza, logró rescatar la ronda para hacer 68 strokes, con un -3.

Otro que se sumó a ese sentimiento de insatisfacción fue el norirlandés Rory McIlroy quien tuvo una ronda llena de altibajos en donde intercaló tres birdies (1,6 y 9) por tres bogeys (2,3 y 8) en la primera vuelta y en el regreso terminó con un birdie en el 11, para después cerrar con pares.

“La ronda estuvo aburrida. Siento que me afecto lo de Mickelson. Debo de admitir que estaba un poco nervioso. He estado en posiciones así antes, pero vengo de una lesión y estaba inquieto los primeros hoyos. Me costó resolverlo… Phil tuvo suerte afuera, si yo hubiera tirado así, hubiera estado cerca de los 70s, es lo genial de Phil, no se distrae… yo sería un desorden. Lo triste es que aún así, él tiró mucho mejor que yo”, finalizó McIlroy, quien espera recuperarse pues en juego se encuentra la posibilidad de convertirse en número uno del mundo, si logra la victoria y Dustin Johnson queda por debajo del cuarto sitio.