Inicio prometedor de "El Niño Bosnio" en el boxeo de paga

El primer paso está dado al ganar en Ontario, Canadá, ante el local Andrew Slade, lo que sigue es no soltar el arduo trabajo en el gimnasio, hay mucho camino por recorrer.


Enrique Contreras Castro "El Niño Bosnio", tuvo un debut soñado en el boxeo de paga al vencer a Andrew Slade.
Enrique Contreras Castro "El Niño Bosnio", tuvo un debut soñado en el boxeo de paga al vencer a Andrew Slade. (Aldo Cháirez)

Torreón, Coahuila

Enrique Contreras Castro "El Niño Bosnio", tuvo un debut soñado en el boxeo de paga, tras ganar su primer combate en Ontario, Canadá, ante el local Andrew Slade, un triunfo que lo inspira y le da la confianza necesaria para iniciar en esta complicada profesión.

"Es difícil al principio porque estás lejos de tu familia, de tu país, ir a pelear con alguien que está en casa con todo a su favor, pero fue eso lo que más me motivó, hicimos las cosas bien en el gimnasio, lo que teníamos que hacer era cerrar la preparación allá, arriba".

Entrevistado en el Gimnasio As del Boxeo, propiedad del boxeador profesional en retiro y ahora entrenador, Alberto "Contador" Soto, Enrique cuenta su experiencia en Canadá, donde ganó por decisión unánime.

Su rival, Andrew Slade, estuvo intimidatorio desde la conferencia de prensa previa al combate, hasta en el ring, saliendo a tomar la iniciativa del combate.

"Es el primer paso, bien dado, estoy tranquilo y me siento a gusto en este peso (crucero), nosotros vamos a seguirle dando y a echarle muchas ganas en esto que nos gusta".

"Era de sus primeros rounds salió muy combativo, desde la conferencia de prensa estuvo caliente, pero yo tranquilo como me caracterizo, no me enganché con él abajo del ring, la cosa era hacerlo arriba", comentó.

El conectar primero, era darle un golpe de autoridad al rival, el cual se vio disminuido en confianza y ahí aprovechó "El Niño Bosnio" para manejar la pelea.

"Tengo bastante alcance, mi entrenador me dijo que era importante darle el primer golpe para imponer jerarquía dentro del ring y fue lo que hice, solté mi jab, conecté primero y de ahí fui llevando la pelea, siempre lo mantuve a distancia, en el primero lo conecté sólido y él bajó revoluciones", manifestó.

El primer paso está dado, lo que sigue es no soltar el arduo trabajo en el gimnasio, no marearse desde un ladrillo, hay mucho camino por recorrer.

Originalmente Enrique entrenaba en Lerdo, posteriormente inició a trabajar en As del Boxeo, preparándose para debutar en el profesionalismo, su sueño es ser campeón mundial.

"Vamos a seguir echándole ganas de la mejor manera, trabajar duro en los entrenamientos, todos los boxeadores soñamos con ser campeones del mundo, primero Dios vamos a trabajar para eso", aseveró.

Busca el reconocimiento del público a través de su esfuerzo. "Yo lo que quiero es pelear, que la gente me conozca, para eso hay que trabajar duro y entrenar, esto es algo a lo que quiero dedicarme", concluyó.

Con su debut profesional, Enrique puso fin a una brillante carrera amateur, teniendo una marca de 32 combates ganados y 2 derrotas.

JFR