Los atletas especiales que dan la cara por el deporte en México

Pese a que reciben muy poco presupuesto, los deportistas con capacidades diferentes han realizado un papel exitoso en las justas donde nos han representado

Representantes mexicanos con capacidades especiales
Representantes mexicanos con capacidades especiales (Especial )

Ciudad de México

No todos tienen instalaciones de lujo para poder entrenar, pero los deportistas mexicanos con capacidades diferentes adaptan lo poco que reciben para desarrollar su envidiable talento, que trasladado a competencias, siempre llenan a México de orgullo con buenos resultados.

Recién concluyeron los juegos Parapanamericanos juveniles y las Olimpiadas Especiales de Invierno, donde la delegación mexicana regresó de Sao Paulo y Austria, respectivamente, con enormes historias de éxito y un importante número de medallas en las maletas. 82 metales entre ambas competencias.

En Sao Paulo los jóvenes paralímpicos cosecharon 72 preseas; 22 oros, 28 platas y 22 bronces, mismas que los ubicaron en el tercer lugar del medallero por debajo del local Brasil y Colombia.

En la edición invernal de las Olimpiadas Especiales se consiguieron 10 metales, divididos en 2 oros, 5 platas y 3 bronces. Acá lo importante es concientizar en la ilusión de estos atletas, no tanto en volveros profesionales o de alto rendimiento.

En los últimos años México ha tenido participación en varias fiestas deportivas donde se le da oportunidad a atletas con Síndrome de Down, amputaciones o discapacidad intelectual, tales como fueron los últimos Juegos Paralímpicos de Río 2016, los primeros Juegos de Trisomía y las dos celebraciones ya mencionadas.

RÍO 2016

El año pasado, en Río de Janeiro, casi 70 historias de deportistas con diferentes discapacidades lograron borrar de golpe el mal trago que en un principio dejó la representación que viajó a los Juegos Olímpicos en esa misma ciudad.

Tras once días de travesía, regresaron al país con 15 medallas que los colocaron en el lugar número 29 del medallero, un puesto nada despreciable considerando la asistencia de 76 naciones.

En La Afición contamos con la presencia de los judocas con debilidad visual, Lenia Ruvalcaba y Eduardo Ávila, quienes se colgaron el oro y compartieron su historia de coraje y éxito.

JUEGOS DE TRISOMÍA

En julio del año pasado, Florencia, Italia, fue la sede de los primeros Juegos de Trisomía, dedicados al talento deportivo con Síndrome de Down en todo el mundo. Una especie de Juegos Olímpicos para niños y jóvenes atletas con esta discapacidad.

El equipo que no entra en el programa deportivo de atletas paralímpicos consiguió más medallas que el propio número de deportistas con los que compitieron, pues entre los 31 atletas sumaron 42 preseas, de las cuales 20 fueron de oro, 12 de plata y 10 de bronce; destacando en disciplinas como el atletismo, gimnasia, futbol sala, natación, entre otras.

Bibi Wetzel, joya de la gimnasia mexicana para deportistas con Trisomía, nos invitó a su casa en Veracruz, donde pudimos vivir un día en su vida, desde sus actividades rutinarias, hasta los momentos que le dedica a sus entrenamientos.

LLUVIA DE MEDALLAS

Entre las cuatro competencias mencionadas, México suma un total de 139 medallas, lo cual habla de un éxito rotundo, muy a pesar de que no todos reciben el apoyo suficiente para su desarrollo, incluso, historias como las de Giovanni, que acumula en su palmarés personal más de 80 preseas, y que no fue contemplado para los Juegos de Trisomía por falta de recursos económicos, siguen latiendo entre esta comunidad de guerreros.