Asaya Brusa, en busca del reconocimiento rumbo a Tokio

La surfista del equipo Squalo, prepara el 2018 con miras en el Mundial de septiembre en Japón, clasificatorio para los Olímpicos del 2020

Puerto Escondido, Oaxaca

México cuenta con algunas de las playas más recurridas por los surfistas de todo el mundo. Zicatela en Puerto Escondido, Oaxaca, es sede de una pequeña comunidad de profesionales mexicanos que están buscando un lugar en los Olímpicos de Tokio 2020, donde la disciplina debutará dentro del programa oficial.

Una de ellas es Asaya Brusa, quien a sus 21 años ya ha sido parte de la representación mexicana y prepara esta temporada con miras al sueño olímpico.

“Estoy viendo las competencias que quiero hacer este año. El más pronto es un Open en Huatulco, con nivel nacional. Luego a Los Cabos, que es un QS600, hay muy buen nivel y llevo cuatro años consecutivos participando. Luego el siguiente es Japón en el Mundial de septiembre y estoy muy emocionada porque ese es selectivo para los Olímpicos de 2020”, explicó la surfista nacida en Oaxaca en entrevista.

Sus padres, ambos originarios de Argentina se quedaron en México, cautivados por las olas y la calma que se respira en un pueblo donde la vida se mueve en torno al turismo de surf.

“Somos afortunados de vivir aquí en Puerto Escondido, tenemos muy buenas olas casi todo el año. A mí me gusta estar en casa, trabajar en el gimnasio, correr y complementar con yoga, no solo es el surf”, agregó.

Johny Corzo, quien ha sido su compañero con el equipo nacional, se coronó en el Campeonato Mundial en Francia en 2017 y puso en el mapa un deporte que tiene poca difusión en medios convencionales: “el surf en México, aun más con las mujeres, todavía va lento, nosotros estamos siempre esforzándonos porque hay apoyo, pero no el mismo que en otros países de entrenadores, donde viajan con el que los grabe todo el equipo para que te entrenen”, expresó la mexicana, quien lanzó en días pasados una nueva colección de trajes de baño junto la marca  Squalo, uno de sus patrocinadores.

En ese sentido, espera que los apoyos de marcas y gubernamentales se incrementen para poder llevar la preparación a otro nivel, “estaría padre que con las Olimpiadas se vea que México tiene un buen potencial de surfistas y es una gran meta para muchos de nosotros, porque podemos mostrar todo ese sacrificio de muchos años y que se vea ahora”, finalizó Brusa, quien el año pasado se casó con el surfista estadunidense Kurt Rist.