Por amor a lo extremo

Para escalar superficies cubiertas de hielo, un alpinista debe someterse a entrenamientos muy especiales. De cara a un gran reto, Daniel Araiza y Héctor Ponce de León explicaron a La Afición por qué para triunfar tendrán que hacer uso de una gran destreza física y toda su imaginación

Los alpinistas deben de tener una preparación para subir en el hielo
Los alpinistas deben de tener una preparación para subir en el hielo (Ice Calling )

CIUDAD DE MÉXICO

Por más de seis meses, Daniel Araiza y Héctor Ponce se han preparado para escalar dos de las superfi cies de hielo más complicadas: la cascada congelada Slipstream, en Canadá, de un kilómetro de altura, y la pared oeste del monte Huntington en Alaska, de kilómetro y medio.

“Somos dos generaciones que escalaremos dos de las paredes de hielo más técnicas. Es un reto muy importante que requiere de mucha preparación y que como en México no hay hielo tuvimos que echar mano de todo lo que pudimos para crear las condiciones más parecidas”, reveló Héctor Ponce de León, alpinista de 48 años de edad.

Los entrenamientos los han extendido por México, Estados Unidos, Canadá y Bolivia, con escaladas en paredes artifi ciales y montañas cubiertas de hielo para dar a ambos escaladores las mayores similitudes posibles a las condiciones que enfrentarán sobre todo en el Slipstream.

“Hemos tenido de todo. En esta preparación hemos desarrollado la resistencia de un ultramaratonista, la destreza técnica de manejar una herramienta como el piolet como un tenista y la fuerza-elasticidad de un gimnasta. Son diferentes cosas que tienes que incluir para trabajar diferentes fibras de los músculos”, explicó Daniel Araiza, de 27 años .

El hecho de que México no cuente con las montañas más altas o escarpadas no quiere decir que no se pueda practicar este deporte, e insistieron en que para esta prueba que se impusieron la herramienta principal es su el ingenio.

“Aunque en México practicamos con condiciones de temperatura que no serán similares, aquí buscamos acostumbrarnos a usar bota rígida y un piolet que será muy similar. En otros lugares buscamos solo el clima”, abundó Ponce de León.

A finales de este mes arrancará la expedición para conquistar la cima del Splipstream, para que en mayo viajen a Alaska en busca de escalar el monte Huntington.